my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



martes, 29 de septiembre de 2009

el médico

Un domingo por la mañana cualquiera de finales del mes de septiembre. Barcelona. Una clínica privada llamada Instituto Dexeus. Urgencias.

-Siguiente, por favor. Sí, dígame.
-Pues mi hijo tiene fiebre y mucha mucosidad. Y como no le bajaba la fiebre con el apiretal, pues no sé si tendrá algo más y quiero que le vea un doctor.
-Cuánta fiebre tiene?
-Casi 38, menos una décima.
-Ok. Perdona, Mari Pili, con 38 les damos mascarilla, verdad?
-38? Bueno sí, mejor que sí.
-Sí, mejor damos mascarillas a todos los de fiebre y síntomas. Mire señora, aquí tiene dos mascarillas, una para usted y otra para su hijo mientras esperan en la salita número 3, por favor.
-Pero mi hijo no llega al año y medio, cree usted que se colocará una mascarilla? además está durmiendo, está con el chupete puesto. Si se la pongo le voy a despertar y se la va a quitar...
-Ya... pero es que tiene que ponerle la mascarilla, lo siento. Espere en la salita 3 que la llamarán. Gracias.

Cojo mascarillas. Me pongo la mía. Da un calor espantoso y muchísimas ganas de toser. Me trago mi propio aire, es insufrible, cómo lo aguanta la gente? En la sala 3 estamos los potenciales infectados por gripe A. Si no la tengo, me digo, saldré de aquí con ella puesta, con tanto niño suelto y tanta tos a mi alrededor. Un señor con su hijo y sin mascarillas salen despavoridos de la sala 3 al enterarse de que es la sala de la gripe. Ellos no tienen los síntomas.

Dios, espero que al menos en este hospital megacarísimo y financiado por las mutuas nos atiendan pronto, porque esta mascarilla es un horror, además huele mal, o será mi propio aliento que huele mal? Espero que mi hijo no se despierte, le he colocado la mascarilla por encima del chupete y por debajo de la nariz, no sirve de nada pero da el pego.

Nos cambian de la salita 3 a la 2, porque van a limpiar, así que los potenciales griposos nos trasladamos con nuestras mascarillas y virus a la sala 2, donde antes sólo había adultos. Fijo que de aquí salgo con alguna malaltía en catalán.

Por fin nos llaman. Pasamos a una sala de médicos y ya me quito la mascarilla y respiro con normalidad. Que le den al médico, que de todos modos tampoco lleva una.

-Buenos días, qué síntomas tiene el niño?
-Mocos, fiebre menos de 38, no sé qué puede ser pero no le bajaba la fiebre.

En dos coma tres segundos ausculta a mi hijo, mientras él chilla como un becerro, después le mete un aparato en el oído derecho, en el izquierdo, le mira la garganta y el crío casi vomita. Han pasado un minuto y veinte segundos de consulta.

-Bueno, ya está. El foco de infección es el oído, que lo tiene a punto de estallar.
-Cómo dice????????
-Bueno, es una forma de hablar.
-Ahhhh
-Quiero decir que tiene otitis y una inflamación, quizá le acabe saliendo pus. No se extrañe. Le traigo el tratamiento en un momento.

Nos quedamos solos.

-Bueno, pues ya ves cariño, tienes una otitis. Menos mal que hemos venido!
-Tete teeeeeteeeee teeeeteeeeee!!!!!!!!!

-Ya está, este es el informe. Aquí está todo apuntado lo que le tiene que dar, el antibiótico, el anticongestivo y el Dalsy para la fiebre.
-Y las horas, y cuántos días?
-Todo está en el papel. Ok?

Mientras el doctor está en la puerta yéndose, le hago unas cuantas preguntas de ésas que siempre se me quedan en el tintero y recuerdo cuando ya no está el médico... si puede tomar lacteos, si se pueden dar todos los medicamentos de una vez, si puede ir al cole... atropelladamente consigo colarle dos o tres respuestas a media voz antes de que cierre la puerta tras él.

Leo su informe antes de que se vaya. Dice que tiene otitis y que el abdómen está normal. Pero, en qué momento le miró el abdomen? Qué listos son los médicos hoy en día, con una mirada a la garganta deducen hasta el estado de la barriga de tu hijo, lo que ha avanzado la ciencia, oye.

No sé de qué me quejo, en cosa de minuto y medio mi hijo ha sido revisado, diagnosticado y recetado. Quizá para el año que viene consigan visitarles por webcam y cobrarte la factura por domiciliación bancaria.

Y a mí que me gustaban los médicos que tocaban y miraban a los ojos al paciente. En fin, debo ser una nostálgica sin remedio.

Hoy cumplimos cien posts en el blogggg!!!

11 comentarios:

Lala dijo...

Es tremendo que un médico no pueda tomarse el tiempo necesario para examinar a un paciente. Así, tomamos antibióticos para cualquier cosa, por poner un ejemplo, porque es rápido y sirve para casi todo. Y eso no debería ser así. Los propios médicos se quejan de que en esas condiciones no se puede trabajar como es debido, y es lógico.

Espero que tu niño esté bien ya, pobrecito :)

JUAN JES dijo...

Manuela, la tecnología no es inocente y no es cierto que todo depende del uso que hagamos de ella, la tecnología en sí misma es muy destructiva, de eso trata tu relato según yo, me ha gustado, y sí, la medicina es humanismo.

Albert dijo...

Yo me encontré este verano en una situación parecida. El médico me pasó un termómetro y me ordenó que le tomara la temperatura a mi hijo (¡autoservicio, como en las gasolineras!). Ni siquiera estoy seguro de haberlo hecho bien, porque era un aparato digital y yo quedé anclado en el mercurio. La próxima vez me pido el fonendoscopio.

Enhorabuena por todos y cada uno de esos cien posts.

Manuela dijo...

gracias Albert! como excepción he de decir que mi vecina es pediatra y el lunes por la noche, después de haber visitado a 33 niños durante el día en su centro de atención primaria, se pasó a ver a mi hijo motu propio, a las nueve de la noche y sin que yo se lo hubiera pedido... eso me hace confiar en la humanidad de algunos médicos que aman su profesión, creo que ahí radica la cuestión, los buenos profesionales aman lo que hacen... odio a los médicos que se endiosan por ser muy importantes y no te miran ni a la cara ni te explican en cristiano lo que tienes, ocurre en todos los ámbitos, pero en la medicina da más miedo... y sí, la tecnología asusta, Juan, tienes razón, me decía también un médico que me dio clases como perito judicial que hoy los médicos te lo diagnostican todo sobre radiografías y análisis que han hecho otros, pero no te palpan el brazo para saber si está roto y por dónde... hay tantos ejemplos que se pueden poner... el ginecólogo de mi madre, que es un señor de sesenta años como ella, sabe más de mi embarazo que mi propio ginecólogo, que tenía treinta años y me miraba cinco minutos cada vez que iba a los controles y a correr, y luego ni siquiera me atendió el parto porque por cuestiones de 'eficiencia' el parto lo lleva el que esté en quirófano en ese momento... eso sí, precisión tecnológica la que quieras...

Cristina dijo...

¡Un montón de felicidades! 100 post!
Vaya susto con lo del niño... también a mi de todo el tema de la gripe A me preocupa más la deficiencias en el trato y diagnóstico que la propia enfermedad. Sé que soy algo radical pero creo que el sistema falla, tanto en la pública como en la privada... a mi el caso de la pobre marroqui embarazada se me quedó grabado. Por eso creo que hay que insistir y ser pesada en muchas ocasiones, aunque a veces te de vergüenza, y asegurarte que las cosas se están haciendo bien. Hace unos años quiseron operar a mi enano de 8 meses con 41 de fiebre de una supuesta hernia estrangulada en una muy conocida clínica de Barcelona.... monté tal número (me negué a firmar los papeles, amenazé con montar un número en prensa, bueno, todo lo que se me ocurrió y más,) que finalmente conseguí sacar de la cama al Jefe de Cirujia, quien con una simple linterna de llavero digo que ni estrangualda ni nada... el niño tenía una nuemonia galopante no diagnosticada por su pediatra de cabecera y fue ingresado 8 dias, con otitis para mas inri, y recuperado, fue operado de la hernia. Después de esa experiencia te aseguro que ya no me corto un pelo, porque creo que hay buenos médicos, pero que van de bólido, y que además, como todos, pueden equivocarse.
Besos y a por los 200!

anouk dijo...

FELICIDADES !!!! 100 POST.!!! A POR LOS 200.
Conozco a médicos que trabajan en urgencias y se quejan mucho de las nefastas condiciones en la que trabajan.Pero son urgencias públicas, no entiendo como ocurre lo mismo en una clínica privada donde , uno de los argumentos más comunes en aquellos que tienen seguro privado, te deberían atender con mayor dedicación y atención.Pero como comentamos todos , hay médicos y médicos.Médicos distantes , que te tratan cual máquina y médicos humanos, que pese a ir contra reloj te escuchan y responden de manera cariñosa a todas tus dudas, aunque estés preguntando la mayor de las tonterías....

anouk dijo...

FELICIDADES !!!! 100 POST.!!! A POR LOS 200.
Conozco a médicos que trabajan en urgencias y se quejan mucho de las nefastas condiciones en la que trabajan.Pero son urgencias públicas, no entiendo como ocurre lo mismo en una clínica privada donde , uno de los argumentos más comunes en aquellos que tienen seguro privado, te deberían atender con mayor dedicación y atención.Pero como comentamos todos , hay médicos y médicos.Médicos distantes , que te tratan cual máquina y médicos humanos, que pese a ir contra reloj te escuchan y responden de manera cariñosa a todas tus dudas, aunque estés preguntando la mayor de las tonterías....

MOHRENWITZ dijo...

Es importante el tiempo que te dedique, pero lo determinante es la calidad de ese tiempo. Si diagnosticó bien a tu hijo con una "simple otitis" deberías darte por satisfecha. Vamos a pasar un invierno muy duro en lo que urgencias se refiere, y es ahí donde la calidad de un buen médico deberá decidir, en el menor tiempo posible, si está ante un caso de gripe A o ante cualquier otra patología.

Geniales tus 100 post!!!

Alhy dijo...

La cultura del fast food está llegando a niveles vergonzosos y despreciables. Todo es rapido y superficial y es más importante el tiempo que la calidad y que, en la mayoria de casos, humanidad. Siento mucho el marronazo que paseste. ¡Menuda angustia y frustración!¿Tu baby está mejor ya?

En otro orden de cosas, ¡muchas congratulations por las 100 entradazas, guapetona! :)

Manuela dijo...

el baby está mejor y afortunadamente tiene una médico de cabecera, en la sanidad pública por cierto, que es de lo mejor que he visto, puntual humana rápida y lista, vamos un monumento, mujer tenía que ser!

Lola dijo...

Mi querida Manuela: Que razón tienes! en mi época el médico podía pasarse contigo media hora y estaba encantado, ahora todo son prisas. Los cambios en la vida unos van a mejor y otros a peor. Lo bueno de ahora es que todo el mundo tiene cobertura sanitaria aunque dea de noventa segundos. Un beso Lola