my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



martes, 20 de abril de 2010

De latir mi corazón se ha parado


Siempre me han gustado los cuentos. Y también los dibujos animados, y los cómics. No sé porqué tienen que ser para niños nada más. Bueno, aunque eso era antes de que llegaran los Simpson... pero desde siempre, hay un montón de historias que se venden como infantiles y que, en realidad, sólo entiendes cuando los relees pasados los veinte años. Véase El principito, o Momo, o La historia interminable... yo pienso muchas veces en Momo y sus hombres grises, es una de las mejores historias que leeré jamás y ya he contado antes en este blog cómo me obsesionaba perder mi tiempo cargando horas a clientes en el primer despacho de abogados en que trabajé. Cada minuto de mi trabajo tenía que estar asignado al código de un cliente para que fuera jodidamente rentable. Nunca he vivido un momento tan estresante que entonces.

Pero volviendo a los cuentos, he descubierto uno que me parece fantástico para leer en una noche de insomnio o una tarde entre aeropuerto y estación de autobuses, que estos días se llevan tanto... La mecánica del corazón está escrito por Mathias Malzieu, una rock star del pop francés del grupo Dyonisos, y tiene el encanto de la lectura fácil e imaginativa, además de rencontrarte con personas célebres hechos personajes, como puede ser Georges Méliès para el mundo del cine.

A Malzieu he leído que le fastidia que le comparen con Tim Burton. En fin, las estrellas son cada día más difíciles de complacer, porque que te comparen con Burton es como haber alcanzado la plenitud del orgasmo, no entiendo cómo alguien se podría quejar de eso... pero hay de todo por ahí. Es cierto que su paisaje de Edimburgo en  la noche más fría del mundo, en el pico de una montaña y con un crío que nace huérfano de una prostituta y con un corazón para remendar por la médico más bruja de la ciudad, pues da para una peli de TB mínimo. Pero no, la película, que ya está en marcha, es cosa de Luc Besson. Qué importa, el caso es que es una lectura que no te quita el sueño pero tampoco te lo perturba. Si acaso, te lo endulza.

Y recuerda que sólamente existen tres reglas si naces con un corazón postizo de madera: uno, que no toques las agujas; dos, que no entres en cólera; y tres, que no te enamores nunca. Vivir sin pasión, eso es lo que se le pide a Little Jack para que su corazón siga latiendo. Pero latiendo para qué, piensa él.


14 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Sólo con tu descripción, ya me ha encandilado ese cuento. Y sólo con el comienzo de tu entrada ya me ha encantado la visión que tienes de ese pequeño mundillo a veces tan injustamente despreciado, el de la literatura infantil (de todo tido, escrita, dibujada, audiovisual...).

Y es verdad... Si no hay pasión, sea la que sea, no merece la pena el latido...

Juanjo dijo...

No lo conozco pero me parece interesante lo que cuentas.ahora bien,s no quier que locomparen con Tim Burton (cosa que yo tampoco entiendo) que vaya pensando en cambiar la estetica de sus ilustraciones

Enric Pérez dijo...

Interesante recomendación. La mayoría de los cuentos clásicos infantiles no fueron pensados para niños. Solo hay que efectuar un breve repaso para ver que están llenos de crímenes, traiciones y demás. Lo que ocurre es que el cine, y especialmente Walt Disney, desdibujaron la esencia original.

Lola dijo...

Me ha encantado pero me quedo con tu final ¿vale la pena vivir sin sufrir, sin gozar?
Mi nieta y yo vemos "Los Simpsons" desde hace mil años y seguimos encantadas con ello.
Un beso. Lola

Anouk dijo...

me encantaban los cuentos de Walt Disney cuado era pequeña con su fantasioso mundo, con sus huerfanos, con aquellas temibles madrastras , con las humildes y bellísimas princesas y con sus respectivos príncipes perdidamente enomorados de ellas ..jajajaj que chafón te llevas luego cuando te haces mayor...Recuerdo hace unos años, en una comida familiar,que mi sobrino (cuatro añitos) se puso a llorar desconsoldamente diciendo "no abuela, no!!!!" Descubrimos que la abuela acababa de coger una manzana roja del frutero y el niño pensaba que se iba a morir si la mordía, como en Blancanieves!!!!MENTES INOCENTES....pero volviendo a tu comentario MANUELA ¿no enamararse?¿no montar en cólera? vivir no es simplemente existir...es ESTAR VIVO..

Manuela dijo...

Juan: veo que compartimos pasiones, entre ellas Burton aunque yo todavía no puedo juzgar su peli, no quiero leer tu crítica hasta ver la película por mí misma...

Juanjo: efectivamente, la estética es de lo más TB...

Enric: toda la razón, yo cuando le narro cuentos a mi hijo los voy modificando a medida que avanzo porque me voy dando cuenta de lo muy crueles que son, pero nosotros crecimos con ellos y sin taras (creo), no es increíble?

Lola: nunca me canso de ver los Simpson, y Un hombre de familia tampoco...

Anouk: pues sí, ese mundo de princesas y ranas que sigue en la factoría Hollywood no se concreta en la realidad, pero también el celuloide está para soñar, quién no ha salido del cine entusiasmada porque se ha imaginado que era la novia de Clooney por unas horas? en fin...

Héroe de Leyenda dijo...

Te recomiedo un libro de cuentos llamado "Cuentos por teléfono", de un autor italiano cuyo nombre no recuerdo. Este escritor era un viajante que a causa de su trabajo pasaba muchas noches fuera de casa. Para que su hija no se durmiera sin escuchar sus cuentos, el viajante se los contaba por teléfono, algunos son clásicos y otros inventados por él. El resultado es un libro maravilloso repleto de historias cortas, imaginativas y fantasiosas que mi padre me leía antes de dormir. Quizás por eso me guste tanto.

Por cierto, menos mal que no has recomendado Blancanieves o la Cenicienta. Bibiana Aido hubiera censurado tu entrada por fomentar la educación en desigualdad y quizás Sinde hubiera cerrado tu Blog.

Un abrazo

Héroe de Leyenda dijo...

Por cierto, he visto en un post de abajo que has escrito una novela y estás difundiendo ejemplares Bueno pues...Ejem ejem.. me gusta mucho leer... ya sabes no?

Gsuarezfernandez@gmail.com

Carlos dijo...

Pues mira, a mi también me han gustado siempre mucho los cuentos. Leerlos y contarlos. (harina de otro costal es que los cuente bien) así que tomo tu consejo con guantes fuertes y lo leeré.

Dara Scully dijo...

La mecánica del corazón es para leer mientras esperas el tren en una tarde de lluvia. Con frío y la bufanda hasta la nariz, pero con el corazón caliente.


sonrisa de mamut

Manuela dijo...

Héroe de leyenda: trataré de encontrar ese libro que me dices para leerle cuentos a mi niño, gracias... y solucionado lo de mi novela, ya te envié un mail...

Carlos: contar cuentos supongo que depende de la pasión que le pongas, como casi todo, así que si te gusta seguro que te sale bien...

Dara Scully: lo primero bienvenida por esta casa! síiiii, yo también me imagino con la bufanda y un chocolate calentito mientras paso las páginas de Mecánica...

Jo Grass dijo...

Adoro los cuentos y esta recomendación tuya me encanta. También es cierto que todos tienen una doble lectura, y que revisitarlos de adulto te permite descubrirlo.
No entiendo la literatura sin pasión, ni la lectura sin ritual. ESte finde me han invitado a leer poesía en un concierto para adultos. Ha estado muy bien pero hubiera disfrutado más leyendo cuentos para niños.
Requetebesos. Le he pedido tu correo a Juan. En cuanto tenga un rato te escribo.
besitos

Suskiin dijo...

Me lo regalaron para el día del libro pero aún no lo he podido leer (bueno, solo un trocito) porque es tan goloso que me lo pillaron prestado :) la verdad es que, lo poco que leí, me pareció muy tierno y lleno de sentido. Una delicia de libro.

Anónimo dijo...

muy bonita descripcion del libro con solo leerla me llamo la atencion a comprar el libro :) por cierto soy fanatica de los cuentos de terror si por ahy conoces unos muy buenos me encantaria que me los recomendaras :)