my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



martes, 31 de agosto de 2010

Tariq y Joyce

Tariq y Joyce no son pareja. Pero son las últimas personas importantes a las que he escuchado hablar en público durante estos tórridos días de agosto. Claro que tórridos por aquí abajo. Allá en Edimburgo, donde se sucedían los festivales de música, danza, teatro, literatura y comedia de manera explosiva e imparable, en realidad no hacía ningún calor. Me pregunto qué día de la semana les cayó el verano a los escoceses, porque en la última semana de agosto aquéllo parecía el invierno de la estepa rusa edulcorado por un sol débil y transparente.

Así que ya sabéis donde he pasado mis últimos días de VACACIONES acompañada de mi marido y punto. El niño, como debe ser, con los abuelos multifuncionales e hiperactivos que me han tocado en suerte. Qué afortunada soy, la verdad.



Tariq Ramadán es un interesantísimo pensador de origen suizo y que les habla a los musulmanes que viven y crecen en Occidente y a los occidentales no musulmanes que conviven con los primeros.  Porque, como decía Tariq, esto se puede ver como un problema o como un fenómeno en movimiento,  el de las migraciones. Los musulmanes estaban ahí desde hace mucho tiempo y seguirán estándolo por mucho más. Se tendrán que adaptar a nuestras reglas pero también nosotros a sus caras. Y eso, lo queramos o no, porque así es el mundo hoy en día. Cuando me agoto de contestar a los porqués de mi hijo, le digo 'porque así es la vida', y él repite 'porqué así es la vida, mamá?'... y creo que lo mismo podría haber dicho Tariq Ramadán. Claro que él lo argumentaba más y utilizaba vocablos de intelectual y de político. Es suizo y musulmán, y después de muchas obras pesadas y controvertidas sobre la cultura del Islam y su entendimiento desde Occidente, su editor en Roma le dijo 'Tariq, por qué no escribes una obra corta y que pueda leer todo el mundo?'. Y de ahí salió What I believe, un éxito editorial y personal del autor se mire por donde se mire.

Una vez enfríe mi entusiasmo después de la arenga provechosa y suculenta que me había ofrecido el suizo Tariq, y resistiéndome a correr a comprar su obra para que me la firmara en persona, me dirigí a mi siguiente charla de escritora seria. Joyce Carol Oates, la autora norteamericana de Bestias -ha salido ahora en español- de Rape -todavía no está en español- y que venía a presentar Ave del paraíso, me inundó de admiración porque no sólo escribe como los ángeles -o como las bestias, según se mire- sino que tiene un extraordinario sentido del humor que se contradice tanto con su aspecto de brujita descuidada -su atuendo no dejaba escapatoria a pensar más que se dedica a sus libros sin parar- como con su prosa amarga y tremendamente cruel. Ni qué decir que me perdí algunas de sus bromas porque me falta dominio del inglés, pero a juzgar por las que entendí y por la actitud de su numerosísima audiencia, reinó en la sala como la gran escritora que es.

11 comentarios:

Jo Grass dijo...

¡Qué ilusión me hace conectarme y encontrarte, querida! Y qué suerte la tuya la de disfrutar escuchando a gente notable en un ambiente más que fresco. Yo he regresado esta mañana después de dedicar un tórrido agosto a mi familia, así que todos felices pero estoy más cansada y acalorada que cuando partí
(obligaciones mandaban pero pienso resarcirme escapándome unos días con mi novio en noviembre, si es posible) No conocía a Tariq pero suena interesante, y Joyce se parece a tu Rosalinda dentro de unos cuantos años, aunque quizás con sus hechizos pueda ofrecer un aspecto menos desgastado pero igual de interesante que esta escritora, también desconocida para mí. Ya leí en El País que tu chico sacará libro nuevo en breve, y pinta la mar de bien!!! Espero que hayas disfrutado de esos días de asueto sin niño, bella. Yo he tenido colección de niños a mi cargo y papás achacosos, así que la cocina ha sido mi lugar en el mundo veraniego, y ahora toca ponerse las pilas y empezar a buscar tiempo para leeros a todos y escribir.
besotes

MOHRENWITZ dijo...

Que interesante Manuela. De todas formas recuerdame que te imparta un curso acelerado de "que hacer con tu pareja cuando los nenes están con lo abuelos"....

Disculpa la frivolidad.

Anónimo dijo...

Manuela! que bien que ya estés de vuelta! ¿Está publicado el de Tariq en España? El de Joyce lo busco.

Y no sabes lo bien que has hecho de estar al fresco escocés... el calor por aquí de la última semana de agosto ha sido de esos que piensas que de jubilado toca irse a Suiza.

(Je, Jo, me ha hecho gracia, pensaba que ese tipo de vacaciones solo me pasaban a mi)

Cris

Juan Rodríguez Millán dijo...

Un placer volver a leerte y que nos descubras gente nueva. Indagaré sobre ellos.

Y me alegro de que hayas disfrutado de tus vacaciones, tengo muchas ganas de visitar Escocia, todo el mundo me habla maravillas...

Carlos dijo...

En realidad no debería de ser un problema la convivencia entre musulmanos, cristianos, budistas, induistas, odinistas o el carajo de normas divinas con las que uno quiera vivir -o decir que vive-
Quizás, en la frase que le dices a tu hijo, está la esencia "por que así en la vida"
Cierto así es la vida, y así debemos vivirla. Vivirla y no joderla, que parece que es lo único que importa a unos cuantos. Deberia de ser sencillo vivir y dejar vivir sin tocar las pelotas a nadie.
En fin la humanidad -me temo-, a pesar de los empeños que ponen Tariq y tantos otros, seguira odiandose y jodiendose los unos a los otros. (que si tu llevas burka, que si mi niño no come cerdo, que si me estas quitando el ttrabajo....)

Bueno, que l' hi farem. Así es la vida.

Chica que envidia el verano de Edimburgo, aquí hemos tenido un calor tremendo, y yo aún sin vacaciones....

Anouk dijo...

Por fin Manuela!!!! Todo el mes de agosto en la oficina y sin tu blog!!!Bienvenida al mundo cotidiano.
Parece muy interesante este viaje a Edimburgo.Yo nunca he estado pero todo el mundo habla maravillas de esta ciudad. Debió ser delicioso escuchar a estas dos personas. Como dice la frase "Hay otros mundo, pero están es éste" y siempre está bien oir hablar de otros temas que te hagan pensar y reflexionar, y transportarte a una realidad fuera de la tuya cotidiana ..enhorabuena!!! veo que has pasado muy buenas vacaciones.
Y siendo frívolos ...¿Tarik es el de la foto???? Hubiera sido la primera emn la cola para que me firmara su libro...que guapo!!!jajajja

Anónimo dijo...

Bienvenida, me he alegrado mucho de ver que se había reanudado el blog.
Edimburgo, debe ser precioso, aunque no me llaman mucho la atención los edifcios pesados y negruzcos con que la asocio.
Entre los dos conferenciantes, me quedo con ella, me transmite con mucho más vidilla y más sentido del humor.

Susana

Manuela dijo...

JO GRASS: lo de volver del veraneo tiene estas cosas nuevas, te reencuentras con tus amigos que te hacen el día a día más fácil! me alegro de leerte yo también y en breve me pongo las pilas con tu blog también porque estos días no he estado para nada, salud obliga, ya estoy bien y con las pilas puestas... sí, Edimburgo es maravilloso, no tenía ni idea de que el festival era tan multitudinario y llenísimo de eventos, Tariq todavía no me he leído What I believe pero está entre mis prioridades, y absolutamente tengo que leer la última de Carol Oates, tiene una pinta buenísima Ave del Paraíso, le leí Bestias que me encantó y otra que aún no está en español que se llama Rape... y sí, mi chico saca novela y ésa supera a todas las demás jejeje... espero que te tomes esas merecidas VACAS en noviembre, caiga quien caiga!!! mientras tanto estoy segura de que los niños han disfrutado de ti y los mayores de tu cocina también...

Manuela dijo...

JO GRASS: lo de volver del veraneo tiene estas cosas nuevas, te reencuentras con tus amigos que te hacen el día a día más fácil! me alegro de leerte yo también y en breve me pongo las pilas con tu blog también porque estos días no he estado para nada, salud obliga, ya estoy bien y con las pilas puestas... sí, Edimburgo es maravilloso, no tenía ni idea de que el festival era tan multitudinario y llenísimo de eventos, Tariq todavía no me he leído What I believe pero está entre mis prioridades, y absolutamente tengo que leer la última de Carol Oates, tiene una pinta buenísima Ave del Paraíso, le leí Bestias que me encantó y otra que aún no está en español que se llama Rape... y sí, mi chico saca novela y ésa supera a todas las demás jejeje... espero que te tomes esas merecidas VACAS en noviembre, caiga quien caiga!!! mientras tanto estoy segura de que los niños han disfrutado de ti y los mayores de tu cocina también...

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: me alegro de encontrarte y de que seas un frívolo, jajaja, me hago una ligera idea pero me temo que vas a tener que refrescarme la memoria, los bebés es lo que tienen...

CRIS: pues sí, cariño, ha sido pero que muy refrescante ponerse abrigo y gorro en el mes de agosto, la verdad, será que me hago mayor que me da más pereza el verano playero??? y sí, el plan de Jo me ha recordado a muchos planes similares que tú me has contado más de una vez... no sé si el de Ramadán esta publicado en español, yo me pregunté lo mismo, tendremos que buscarlo por internet... besos!

Manuela dijo...

JUAN RODRIGUEZ MILLÁN: efectivamente, yo sólo he conocido Edimburgo pero todo lo demás promete muchísimo también, trata de ir en un mes que no haga mucho frío, me contaron que los mejores meses eran mayo y junio, al menos este año! pero ya te digo que el fresquito tampoco viene nada mal!!!

CARLOS: pero eso significa que tienes las vacaciones pendientes y aún vas a disfrutarlas???? no me parece un mal plan, podrás resarcirte de todos los calores agostiles... y sí, ojalá hubiera muchos Tariqs por el mundo que convencieran a todos los pedazo de chorlitos que sobran para armarla... a seguir!

ANOUK: pues sí, darling, es el de la foto y te diré que al natural mejora todavía más jajaja! espero que tú, como Carlos, todavía tengas vacaciones esperándote!!

SUSANA: pues bueno, efectivamente Joyce a mí me sorprendió porque su literatura es muy dura -al menos lo poco que yo le he leído- y me había imaginado a una tía amargada y sombría, y me encontré con alguien cálido nada engreída y llena de bromas, y me acabó de ganar para su causa cuando coincidimos con ella y su marido en el avión de vuelta a Barna, el marido era de los años sesenta, con el pelo largo y zapatillas de deporte y unos setenta años, los dos leían sin parar y ella le rodeaba con el brazo y le hacía cariños, qué más se le puede pedir, eh???