my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 20 de septiembre de 2010

esos locos bajitos



Nueve de la mañana. Miles de mamás, papás, abuelos, canguros y demás peña se dirigen a los centros escolares con sus hijos de la mano o embutidos en un carrito de cuatro ruedas. Algunos vienen en bicicleta con casco también. Llego, aparco, y mi hijo de inmediato me pide que le dé la manita para entrar en el centro lúdico al que le llevo, llamado guardería. De guardar, se entiende.

Le doy la manita en su quinto día consecutivo de acudida al centro llamado guardería. Llamamos al timbre y la puerta se acciona automáticamente. Detrás hay otra puerta cerrada con pestillo a una altura superior a la altura de cualquier niño cliente del centro, que abro con mi  mano y vuelvo a cerrar nada más pasar la puerta con él. Seguimos de la manita.

Atravesamos varias aulas hasta que llegamos a la suya, llamada la de los Pulpos en castellano. Vuelvo a accionar un pestillo situado en la parte superior de la puerta y entro con él de la mano. Cierro el  pestillo  una vez dentro y le pongo en contacto directo con el resto de niños de su edad que están en el  aula. Uno llora. Otro mira al infinito. Una niña mira perdida desde un sofá y otra cuarta se  aferra con convicción a las faldas de su madre. Varios juegan a trenes y dinosaurios, pero ninguno juega con los otros, sino con los juguetes. La profesora mira atareada a un lado y a otro y coge en sus brazos por turnos al que se halle más desesperado en su frustración. Sea ésta cual sea.

Mi hijo me mira y ve cómo le suelto la manita. Como voy a la zona de cabinas para depositar sus cosas: su chupete, su babero, su muda de ropa, sus toallitas húmedas. Le echo un vistazo de reojo y le descubro mirando a su alrededor y tratando de encontrarse alguna ocupación, mientras va pensando en el cuento que le conté sobre un niño que odiaba el colegio hasta que entro en uno y quedó fascinado por todo lo que contenía. Si mi madre dice que éste es un buen sitio,  que es un sitio lindo, será que es así. No voy a empeñarme yo en lo contrario, se dice.

Me acerco a él después de haber guardado sus cosas y una sonrisa forzada le dice que me estoy pirando sin remedio. Le planto un beso efusivo a la vez que distraido, como si no  fuera importante, como si no fuéramos a separarnos por varias horas. Él me mira y no dice nada. Me ve salir por la puerta y no me quita ojo.  Abro el pestillo para salir. Lo cierro una vez estoy fuera. Creo que mi hijo se está aguantando las lágrimas para parecerme un hombre, a pesar de no creerse  ninguna de mis patrañas acerca de sus ocupaciones y las mías en cuartos separados.

Pero lo cierto es que yo necesito ganar dinero y espacios. Y él necesita un entorno en el que no esté bajo mis faldas y se tenga que valer por sí mismo.

Al igual que no me creo la democracia de Sarkozy y sus socios de la Unión Europea, que por un lado tildan el racismo de delito y por otro no le tosen a Sarko cuando deporta masivamente gitanos a su casa con 300 euros en la boca, tampoco mi hijo se ha tragado el cuento de que la guardería sea un sitio fascinante al que sólo va porque es muy divertido. El sabe que le guardo allí porque necesito trabajar, y no sólo por dinero.  Al igual que yo sé que Sarko es un racista pero es 'nuestro' racista.

30 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Qué cosas, ¿verdad? Qué asociaciones más curiosas podemos hacer con las situaciones más cotidianas de todos los días. Me ha encantado la tuya.

¿En qué momento dejaron los niños de jugar los unos con los otros? La de cosas que se van a perder la mayoría...

Mamá (contra) corriente dijo...

Me ha encantado tu entrada de hoy, buenísima.

Yo siento la guardería como tu, como un sitio donde guardar. Si bien es cierto que tenía muchos prejuicios contra ella y ahora que mi hijo lleva unos 20 días yendo estoy más contenta. Supongo que depende mucho del centro, de la profesora y del niño. Mi hijo realmente lo pasa bien porque va pocas horitas y es un niño muy activo, toda estimulación es poca para él. Pero no por ello dejo de pensar que no es el lugar idóneo. Es complicado!!.

Me gustaría decirle a Juan Rodríguez Millán que no es que los niños hayan dejado de jugar unos con otros, es que los niños de guardería sólo desarrollan lo que se denomina "juego en paralelo" por su propio desarrollo intelectual, es decir, no porque no quieran jugar con otros niños sino porque, hablando en lenguaje llano, su "coco" no les da para interactuar con ellos.

Anónimo dijo...

Muy buena esta entrada, también a mi me ha gustado mucho.

Cris

Héroe de Leyenda dijo...

Vaya descripción tan llamativa haces del centro. Por un momento parece que estás hablando de un manicomio o de la cárcel, de un lugar extraño.
El artículo es realmente bueno, de los mejores que has escrito hasta ahora. El cuento, el beso, la cara de tu hijo al despedirse, la asociación con Sarkozy...
Espero que tu crio lo pase bien, si hace como la mayoría, es el primer día de un camino que concluirá a los veintipocos (como es mi caso).

Muchos abrazos, veo que sigues en forma tras las vacaciones.

Por cierto, no suelo hacer estas cosas. Pero te invito a pasar por mi resucitado blog. Es casi lo primero que intento escribir en prosa y me gustaría conocer la opinión de la mujer que escribió Señorita Mariposa.

Gracias Manuela.

MOHRENWITZ dijo...

Que forma tan terrible de describir una guarderia. Menos mal que para tu hijo es algo útil, divertido e imprescindible.
Y lo de Sarko, aunque criticable y poco divertido, también puede calificarse como útil e imprescindible.
A lo mejor si toda esta gente de los campamentos hiciese algo más por integrarse todo sería más fácil. Se me ocurre que podrían empezar por llevar a sus hijos a "nuestras terribles guarderias" en lugar de dejarlos jugar entre ratas y basura. Sería un buen comienzo.

Anouk dijo...

bueno, bueno.....no es para tanto :).
Si a los mayores nos asustan los cambios y las situaciones nuevas nos suponen un periodo de adaptación, ¿como no suponer que a nuestros hijos le pasa lo mismo pero multiplicado por cien ? Si los llevamos a la guardería es porque son pequeños y si son pequeños implica que habrán pasado un verano con papás centrados en ellos, abuelos que los malcrían ..y ahora salen al mundo exterior..quizá les cueste un poquito, pero en donde mejor están es en el colegio , y sólo se plantean si su mamá les va a abandonar durante un corto periodo de tiempo..En pocos días tendrá amiguitos , ya no llorará e irá feliz al colegio..No les traslademos nuestros rollos adultos porque a éso los niños no llegan(afortunadamente) ..salvo excepciones , y cuando son tan pequeños , los niños lo pasan bien en el colegio..lo que pasa es que ..da tanta penita verlos tan serios con carita de compungidos..
Animo a todas las mamás con sentimiento de culpabilidad!!!!!

Mario dijo...

Manuela me quedo con la historia de tu hijo. El símil de Sarkozy (y no quiero personalizar) me da tanto asco como a ti.

Creo realmente que tu hijo en la guardería aprenderá, pero no es menos cierto aquello de dejarle en la guardería para "guardarle" durante unas horas. No puedo decir entonces, que una cosa sea menos cierta que la otra...

Un beso.
Mario.

Quique dijo...

Precioso.
Sarkozy y la vergonzosa actitud europea de quitarse de encima sus problemas.

Manuela dijo...

JUAN RODRÍGUEZ MILLÁN: pues sí, como dice la Mamá contra corriente, los niños tan pequeños es que no juegan con otros niños porque todavía no tienen esa capacidad, pero claro eso contribuye a que parezcan los locos bajitos de Serrat... un abrazo

MAMÁ (CONTRA) CORRIENTE: estoy contigo en que no hay lugar idóneo, pero ni siquiera bajo nuestras faldas porque tienen que descubrir el mundo, y si elegimos bien la guarde, la profe es maja y el ambiente es bueno, pues en el fondo se lo pasarán mejor allí que en casa, pero cómo cuesta pobrecillos...

CRIS: gracias guapis!

Manuela dijo...

HEROE DE LEYENDA: me paso por tu blog encantada en cuanto vea un hueco que asoma en el día, por supuesto será un honor!!! y sí, a veces te parece una cárcel y a veces un manicomio, es que tiene un poquito de ambos porque no puedes dejar que se escapen y además no tienen raciocinio suficiente para entenderlo... pero mejor no pararse a pensarlo mucho...

MOHRENWITZ: Mohren, no creo que sean ellos quienes no quieran integrarse, no creo que sea tan fácil, creo que si llegas en patera/bus/a pie y te instalas en una chabola porque no encuentras nada más a mano, donde doce personas viven en 9 metros cuadrados y las ratas poblan por tu casa y cada vez que llueve se te inunda el suelo, en fin no creo ni siquiera que consigan plaza fácilmente en nuestras 'terribles' guarderías, tienes que ser un ciudadano con nombres y apellidos y un papel que lo acredite antes de que te admitan... creo que las expulsiones masivas y que cargan contra determinados grupos señalándolos por la raza no son la mejor de las publicidades de esta Europa que se pavonea de ser solidaria y haber inventado los derechos humanos...

ANOUK: bueno, sentimiento de culpa no hay, la verdad, si acaso un poco tristeza por verles así, y por imaginar que la vida que les espera ya será ésa a partir de ahora, primero la guarde, luego el colegio y luego el trabajo, horarios obligaciones y sentido de la responsabilidad desde que tienes un año y hasta siempre... lo dicho, si lo piensas... lo increíble es que todos lo aceptamos sin rechistar, y los que no lo aceptan son 'locos'...

Manuela dijo...

MARIO: nada que añadir, creo que nos comprendemos...

QUIQUE: vergonzoso sobretodo ver cómo apoyan a Sarko en público y han hundido a la ministra de justicia de la UE por decir lo que todos piensan, pero claro enfrentarse con Sarko eso ni de broma, hasta ella ha tenido que pedir perdón por el símil con la guerra mundial, pobre mujer de ésta renuncia a la política... y luego nos vamos a hablar de que hay que erradicar la pobreza y conseguir los objetivos del milenio, es que todo es mentira... saludos!!

MOHRENWITZ dijo...

Es curioso eso de tener que estar empadronado, pagar impuestos, pertenecer a una comunidad, respetar unas normas legales y sociales, ceñirte a lo establecido,....

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: si será curioso, que hay gente que no lo consigue oye... y sino que le pregunten a Albiol, que se presenta por el PP de Badalona y que, mejorando a Sarkozy, ha dicho que en España lo tenemos peor que en Francia, allí al menos están en campamentos, porque aquí están repartidos por barrios, horror...

MOHRENWITZ dijo...

Si que son poco afortunadas esas declaraciones del tal Albiol!!!
Entonces dejemos que cada cual ande a su aire, que acampe donde le venga en gana, que cometa delitos para comer o para lo que quiera. Y eso si, respetemos sus costumbres, ritos e identidades, por supuesto. Oye Manu, que me has convencido.

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: no, mejor metámoslos en guetos por razas y así conseguimos que se sientan como en casa todos juntitos, les quitamos los papeles que tengan -los que tengan- y ponemos unos guardias a la puerta para que no fastidien... o mejor perros, para no tener que gastar mucho dinero público en su vigilancia...

MOHRENWITZ dijo...

Eterno problema. Lo que está claro es que con actitudes utópicas e ideas de paz y felicidad difícilmente se soluciona nada. Es triste pero así es.

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: empecemos por respetar los derechos humanos que tanto cacareamos desde Occidente y frente a los 'brutos' del Islam...

Quique dijo...

MOHRENWITZ creo que utilizas un argumento que es falso de arriba a abajo.

1. Los gitanos expulsados en Francia no lo son por actitudes delictivas sino por vivir en los campamentos. Básicamente por ser gitanos y pobres.
2. Nadie, yo al menos, defiende la existencia de campamentos o lugares donde no se puede vivir. Me gustan las excavadoras que derrumban la pobredumbre y traen la higiene.
Lo que se discute es que la solución que encuentra Europa sea dar a sus propios ciudadanos 300€ para que otro Estado los meta donde les quepa.
3. Respecto a las normas y leyes, por supuesto. Ninguna coartada cultural ni religiosa para no cumplirlas. Pero la justicia se aplica sobre personas, no sobre grupos étnicos. Y tampoco veo que a ningún ciudadano europeo se le añada, a su castigo, el exilio.
4. Una cosa es cierta, Francia ha salido en lo diarios, pero la verguenza es para esa Europa que, en realidad, ni existe ni nos la creemos.

Anónimo dijo...

Yo pienso que el sentimiento ambivalente también lo tiene tu niño, en su forma de entender el mundo. Al poco de estar con los compañeros, alguno será casi amigo, se sentirá mucho más agusto que contigo todo el día, pero la sensación de te vas y me dejas también la tiene; mi nene que tiene 20 meses, lloró tanto cuando lo dejamos en la guarde por la mañana, como cuando lo recogíamos por la tarde, durante la primera semana del curso.
Por otro lado, me cuenta mi suegra que un tío suyo, que ahora contaría con unos 94 años de estar vivo, fue a una especie de "guardería" que tenía una señora en su pueblo, un pueblo cercano a Granada que no era muy grande, para niños a partir de los 2 ó 3 años, esto de guardarlos viene de hace mucho :).
Un beso para tí y tu nene también, y que tengais muchas alegrías este curso.

Susana

MOHRENWITZ dijo...

Quique: "falso de arriba a abajo" me suena a que difícilmente nos entenderemos. Si lees un poquito más allá de lo escribo, descubriras que a mi tampoco me gusta que la gente lo pase mal. Ni a Sarko tampoco.

Quique dijo...

Efectivamente, MOHRENWITZ, creo que en este tema no nos entenderemos.
Yo nunca he creido que usted desee que la gente lo pase mal. Al contrario. Tampoco lo creo de Sarkozy, que en otras cosas me parece un presidente excelente.
Lo que digo es que sus argumentos no tienen nada que ver con la expulsión de los gitanos en Francia.
Respecto a Sarkozy, aplaudo su deseo de barrer aquellos lugares infrahumanos, sin higiene y focos de delincuencia. Creo que ya lo he dicho.
Lo que ya no lo es tanto, como solución, es la expulsión, en grupo, de los ciudadanos europeos que viven en esos lugares. Y darles 300€ para que se larguen es vergonzoso, para Francia y para Europa.
Un saludo

MOHRENWITZ dijo...

Bueno Quique, parece que podemos llegar a un punto de encuentro: nadie desea que los gitanos rumanos lo pasen mal y mucho menos que sean discriminados por etnia, raza o color.
De todas formas, insisto con mi argumentación, ¿qué se hace con estos señores que acampan donde no se debe, no respetan lo más básico del civismo y hacen lo que sea para poder comer? Creo que la gestión del gobierno francés de devolverlos a su país, que si es quién debe responsabilizarse de sus ciudadanos, es la correcta.

Agradecer y pedir disculpas a Manuela por "ocupar" su blog para nuestras divagaciones.

Manuela dijo...

SUSANA: sí, si lo tengo claro que poco a poco van haciendo amigos e incluso es bueno que tengan un mundo que sea suyo, que luego te cuenta y se alegra de reencontrarte... un beso guapa

Manuela dijo...

MOHREN Y QUIQUE: encantada de que divaguéis, argumentéis y discutamos todos, para eso sirve un blog...

Quique dijo...

Sr. MOHRENWITZ, con el permiso de Manuela (gracias!), pero es que el tema me apasiona.
Esta claro que uno de nuestros puntos de desencuentro está en la idea de Europa en la que, (ingenuamente, ya veo) me gustaría creer. Una Europa para la cual ser ciudadano europeo esté por encima de los Estados que la forman. En esa Europa, convendrá conmigo, no cabria la expulsión de ciudadanos entre estados miembros. Por muchos problemas que les causen esos ciudadanos. Pero en algo tiene usted razón: esa Europa no existe.

Sigo insistiendo, pero es que he seguido mucho esta noticia, en que usted se inventa datos para argumentar lo indefendible: las personas expulsadas de Francia no estaban acusadas de ningún delito. Porque supongo que usted estará de acuerdo de que el simple hecho de vivir en un lugar, digamos, "peligroso", no lo convierte a uno en un criminal. ¿O es que nos vamos a inventar una nueva categoría de delincuentes, según donde vivan o según las sospechas que nos provoque el color de su piel?
Un saludo

Quique dijo...

M. pregunta ¿qué se hace con estos señores..?
estos señores son ciudadanos europeos y deberian de tener derechos y deberes como todos. A qué se les aplique la ley y la justicia, a que se les ayude a encontrar una vivienda digna, trabajo, etc.
Todo esto podría hacerse si Europa no tuviera unos líderes que sólo saben mirar el ombligo de su estado.
¿Utopias? Ni hablar. Es, ni más ni menos, lo que se hizo en su dia con las vergonzosas barracas del Carmelo, por poner un ejemplo. Alguien tuvo la valentia y la decencia de no confundir aquella inmundicia de ratas y humedades con las personas que vivian dentro. Y actuó en consecuencia.

Bona nit.

Manuela dijo...

QUIQUE: hola, yo no he seguido la noticia tanto como tú, pero me apasiona igualmente la idea de Europa aunque me temo que yo la veo más como una fortaleza inexpugnable que cada día se blinda más contra posibles indeseables que deseen franquear sus barreras, y esto es un poco más de lo mismo, porque si no me equivoco los rumanos todavía no tienen absoluto y total derecho de libre desplazamiento y sobretodo derecho al trabajo libre en Europa, en la mayoría de Estados se les dio una moratoria de dos años que concluye a principios del 2011. Por lo que, a partir de que concluya esa moratoria, los rumanos tendrán perfecto derecho de instalarse y trabajar en cualquier lugar de Europa, pero todavía no lo tienen, así que el bueno de Sarko los echa antes de que se conviertan en ciudadanos europeos intocables... saludos!!! no sé si has leído algo de mi historia de las brujas, pero en esa historia, el Cielo es ese lugar inexpugnable al que todos creen que van a llegar al morir, infelices, pero que está blindado y a prueba de bomba nuclear para que no se cuele nadie que acabe con su bienestar, y más bien donde acaban es haciendo de esclavos en el Infierno... una metáfora de mi visión ácida y descreída de Europa...

MOHRENWITZ dijo...

Quique, la verdad es que a mi el tema me interesa bastante poco. Por lo que he leido en prensa, me cuesta creer que Sarko reubique a los rumanos por cuestiones meramente estéticas. Quiero pensar que exsitirán quejas y denuncias de alguna comunidad o asociación. No sé, igual por robos de chicas adlescentes en los concurridos centros de las ciudades, en los metros, en los autobuses. A lo mejor por algún gorrilla de esos que amablemente te indican dónde aparcar y luego, con la misma amabilidad, te firman en la puerta del coche con un pincho. Quizá sea por los niños que te levantan el móvil mientrs tomas un café.
No recuerdo a que político luxenburgués le dijo Sarkozy que probase a llevárselos a su ciudad o a su barrio....
En fin, que estar en Europa no es sólo subvencionar a todo bicho viviente y dar coberturas sociales a diestro y siniestro. A veces resulta que lo de GESTIONAR o DIRIGIR no es grato pero alguien debe hacerlo. Por supuesto mientras otros velan por la espiritualidad, el altruismo y las focas de Alaska.

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: si alguien roba o delinque de algún modo, que lo metan en la cárcel, y si me apuras y resulta que es ilegal, que lo deporten si hay una ley para ello, pero coger a grupos de inmigrantes por su etnia e ir a por ellos y desmantelar sus campamentos y deportarlos masivamente con un cheque en la boca de 300 euros, es una verguenza, no sé cómo la buena y progre de Bruni sigue con él la verdad... lo que yo te diga, se acaba en marzo 2011 -más o menos- la moratoria para que los rumanos tengan total y absoluto derecho de libre desplazamiento y trabajo en toda la UE y Sarko los quiere expulsar antes porque después ya no podrá... y es lo mismo que está vendiendo el PP de Cataluña a las claras para las próximas elecciones... aunque es posible que se presente Belén Estebán de diputada y ya nos saque de este marasmo de políticos hipócritas y mate a todo el que se meta con su familia y después la erijan presidenta, yo me lo creo todo...

Quique dijo...

MOHRENWITZ, usted ha leido muy poca prensa sobre el tema, ya lo veo. Pero a usted los hechos le preocupan poco. "Quiero pensar que...", dice usted. Piense, piense. El pensamiento es libre, aunque a veces lo que uno quiere pensar no tenga nada que ver con la verdad.
Respecto a la insistencia en la necesidad de hacer cumplir la ley y de gestionar un país, veo que usted no lee lo que escribo. Si no no insistiria tanto en el único punto que usted y yo estamos de acuerdo.
Quizás le hubiera servido para ahorrarse tópicazos y chistes malos sobre las focas.
Un saludo