my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



domingo, 8 de mayo de 2011

Una semana off


Y si un día te encontraras con una semana off de tu vida real? Sin hipoteca, sin niños, sin jefe, y hasta sin marido? O sin esposa! Con plazo de caducidad, no para siempre, tan sólo unos días para ser tú mismo sin ataduras ni molestias -es que las esposas serán una molestia?-. Volver a los veinte, saltar encima de la pista de baile como si no hubiera fronteras e hicieras una hora de gimnasio cada día, ligar como en las pelis y atrapar esos culitos que siempre se escapan de tu vida rutinaria de oficinista y tu culo cuadrado por la silla ergonómica?

A lo mejor ése no es tu sueño, una semana off de tu vida marital y niñeril. Pero si lo es, si es que alguna vez lo has imaginado, corre a ver Carta blanca, es tu peli de esta semana. Si no vas a obtener una Carta blanca de tu pareja y de tu vida, al menos ríete un rato viendo cómo lo lleva Owen Wilson hecho un padrazo y un marido ejemplar.

Yo sí que lo he pensado. Si mi pareja me diera una semana off, y un montoncito de billetes, me iría a un hotel de la costa, pediría una habitación con vistas al mar y me tumbaría a la bartola hasta el último día de mi plazo de asueto. Dormir en una cama grande, no escuchar lloros en mitad de la noche ni cambiar pañales a mitad de un sueño, no sobresaltarme con un grito de pesadilla ajeno, quedarme en una tumbona sin preocuparme de ponerle crema a otra piel ni de que se me ahogue un infante, libros para leer sin que te venza el cansancio y pelis sin cortes obligatorios. Si apareciera un maromo por allí, lo echaría a patadas de mi paraíso terrenal.

Y fíjate, creo que al tercer o cuarto día, ya les echaría de menos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, por dios, tendría que estar prescrito en la seguridad social... yo de hecho ya tengo el marco perfecto, el hotel Fasiano en Sao Paulo. Por mi parte con un par de buenos libros, o malos, y un algunas buenas pelis, o malas por la TV del hotel... creo que no echaría de menos a nadie hasta la vuelta!

Un abrazo

Cris

Jo Grass dijo...

Debería ser obligatorio, pero lo cierto es que resulta necesario: una semana Off nos cargaría las pilas a todas. Yo la pasaría igual que tú: descansando, durmiendo, leyendo y viendo pelis, en un entorno marino en el que pudiera pasear, pero sin gente, sin interrupciones, y sin nadie que requiriera mi presencia hasta que regresara a la vida real.

Besitos, bella mami. Imagino que, en este momento, lo necesitas más que yo! Pensaba que la peli la estrenabam la semana que viene!

Carlos dijo...

Una semana sin obligaciones de NINGUN tipo.

Donde hay que firmar?
Cuando hay que firmar?
Con que hay que firmar?
Que diablo quiere un trocito de mi alma para concederme esa semanita?

Jajajajaja, la verdad puede ser muuuuuuuy interesante, y comprenderas que el pudor y la descripción me imposiblita a poner por escrito a que me dedicaría. jajajjaja (pero vamos, nada que me lleve al infierno)

un saludo

Lola dijo...

Pues yo también he pensado siempre que nuestro espacio es nuestro espacio y sería buenísimo una semanita sabática. Yo ya no la necesito pero la pido por todas vosotras y por todos vosotros.
Un besito Lola

Manuela dijo...

CRIS: ese hotel suena de perlas, me apunto!

JO GRASS: coincidimos en el entorno marinero como vision del paraíso... besitos!

CARLOS: jajaja veo que todos lo tenemos requetepensado!!!

LOLA: di que sí, los anglosajones entienden mejor el concepto de sabático que nosotros!!! un beso querida Lola