my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



martes, 8 de septiembre de 2015

Ponga a un refugiado en su vida


Como todos los veranos, este también lo comencé pasmada con las noticias que traía la prensa sobre los cientos de miles de refugiados que huían de la guerra en Siria y no encontraban adónde dirigirse sin que les cerraran la puerta en las narices. 

En julio se produjeron los debates entre la sancta sanctorum de la Comisión Europea y los países negligentes con sus deberes. Margallo se negaba a aceptar cuotas de refugiados impuestas por Bruselas. Ni que fueran vacas lecheras, pensábamos todos. Pero él no lo decía por eso; simplemente su número era más bajo que el que le querían imponer. 

Las portadas de El País en agosto eran espeluznantes. Trenes abarrotados, mares llenos de muertos, costas idílicas como las griegas y las turcas apestadas de enfermos y ahogados. Después del desayuno te ibas a la playa, y mirando ese mismo Mar Mediterráneo no podías dejar de pensar en esos cuerpos, hasta que tu hijo te interrumpía con su día a día. Mami, los cangrejos comen jamón? 

El año pasado fue el ébola. Este año los refugiados sirios. Agosto encadena noticias del horror de los otros, hasta que ese horror toca fondo y, o bien se infecta de ébola un paisano, o bien un niño se ahoga en nuestras costas -uno de tantos- y le convertimos en portada. Entonces es cuando la Merkel se arremanga y dice 'que derogo el protocolo de Dublín, que acojo a todos los que vengan y sean asilados, que al resto los echo como siempre, que este año quiero a 800.000 más, que tú miserable socio del Sur ponte las pilas o te saco los colores'. Luego llega Ada Colau y monta las ciudades refugio. Y Rajoy, abochornado, para finales de verano ha tenido que claudicar y aceptar unas migajas más. Ponga a un refugiado en su vida. Si es inmigrante de hambre no vale eh! Sólo si su miseria es la guerra le damos la bienvenida a Europa. 

Y hoy El País titula así en su portada: La crisis de los refugiados obliga a planear bombardeos en Siria. Y un rayo me ha recorrido por dentro, como si fuera un temblor atómico. El argentino que me vendió el diario dice que son titulares para vender. Prefiero no opinar, yo estoy a punto de darme de baja. 

2 comentarios:

Carlos dijo...

"Nihil novum sub sole". O como dice el tango ; "el mundo fue y será una porqueria" desgraciadamente habrá más, desgraciadamente nos olvidaremos entre sorbo y sorbo de algún tinto de toro, o mejor de Manchela que ahora están más de moda. Fíjate algunos hasta se han olvidado que antesdeayer eran sus abuelos los que intentaban saltar esas verjas.


En fin triste muy triste lo que sucede y el maniqueísmo que nace alrededor.

Manuela dijo...

CARLOS: bueno, nunca había escuchado la palabra 'refugiado' tanto como estos días, ojalá sirva para que se beneficien algunos al menos...