my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



miércoles, 21 de septiembre de 2011

un día de Manuela


A las siete y veinte abro el ojo. Se ha hecho tarde, los niños no han molestado esta noche para nada, me he dormido. Despacio me meto en la ducha y voy rápida por si se despiertan. Estoy sola con ellos esta mañana. Al salir la pequeñita se escucha hablando por el interfono. El mayor se va a hacer pipí mientras yo me visto. Le saco la ropa al salón y le pongo el desayuno en un taper. Hoy desayunas en el cole, cariño, no tengo tiempo. Por qué, mami. Porque tengo un juicio y no puedo llegar tarde. Qué es un juicio. Un juez haciéndote preguntas incómodas y que tiene la sartén por el mango. La qué. La... bueno, que decide sobre la vida de la gente en función de sus preguntas y tus respuestas. Ah, entiendo, mami, que dice siempre  que no entiende nada. Llega la canguro, que es de la familia a estas alturas. Buenos días, señora. Nos vamos pitando. Le dejo en el cole llorando porque es muy temprano y su profe no ha llegado todavía. Seguro que con el disgusto que tiene no se comerá el desayuno, pero no puedo hacer nada. Pienso en el Juez y le digo adiós mientras se abraza a mí y me pregunta cuándo vuelvo a buscarle. Le he dejado en la cárcel o en un colegio? Me repito a mí misma que es obligatorio escolarizarlos. Que en otro caso a la cárcel iríamos su padre y yo. Arranco el coche y salgo volando.

Llego temprano al Juzgado. Está lleno de personas que no saben dónde van ni qué tienen que hacer. Pregunto por la agente judicial y me pide que espere fuera hasta que la llamen del Juzgado de Huelva que nos ha citado para declarar por videoconferencia. Las nuevas tecnologías también llegan, lentas, a los Juzgados españoles. Mientras espero con la prensa de hoy, y deseando que todo se retrase para que me dé tiempo a terminarla sin sentimiento de culpa, dos parejas se sientan a mi lado. Sale una procuradora que les dice que es su procuradora y que es su enlace con el Juzgado, la persona que presentará todos los documentos por  ellos ante el Juez y mantendrá la correspondencia con su abogado. Le dicen que sí pero creen que les habla en japonés. Al rato sale una oficial del Juzgado a preguntarles  si tienen los documentos. El hombre le dice que antes 'una chica' les dijo algo sobre documentos y se metió para dentro. Vale, que pasen, el convenio de divorcio está listo para firmar. Yo me pregunto si serán el marido y la mujer o su nueva novia, porque se llevan tan bien que me da pena que se vayan a separar.

Termino la prensa de hoy y arranco con los diarios atrasados que me traje en previsión de retrasos. Me llama la agente judicial, que están por llegar a un acuerdo en Huelva así que esperamos, quizá no hay juicio y me ahorro la declaración. Que no, que sí que declaramos, nos bajamos a la sala de video. Me pone la cámara enfrente y un micrófono y esperamos a que nos llamen. Me siento super importante, una sala cerrada para nosotras dos mientras afuera espera un montón de gente apelotonada. Lo nuestro es un penal, una quiebra.

La agente judicial me cuenta que está por bajarle la regla, que le duelen las piernas. Los de Huelva siguen sin llamar. Yo le cuento que finalmente me cambiaron la cita para las vacunas de la niña a  ayer,  para que pudiera venir al juicio. Menos mal, me dice, porque al Juez no le importaban las vacunas, según nos dijo por escrito. Os hubieran multado de no venir. Ya, le  digo, pero si no me llegan a cambiar las vacunas anda que iba a estar yo aquí. Te entiendo, me dice. Finalmente les llama ella de  nuevo. Han suspendido el juicio.

Ven, me dice, te hago un escrito conforme has venido y has estado esperando hora y media. Okey, le digo. Me siento como  cuando iba al cole con la nota de mi mamá excusando el retraso.

De ahí me voy al Juzgado de Paz del pueblo de al lado, a recoger  otra  citación  para otro juicio en Gerona, o Girona. Parlo en catalá con la secretaria judicial. Es la única tía que ha conseguido mi inmersión linguística. No le hablo de mi cabreo con el sector político catalán ni de la sentencia del TSJC sobre el castellano como lengua vehicular en los colegios. No quiero tenerla con ella. Una vez me dijo que en Barcelona se sentía rara porque  había  tanto inmigrante que ya no reconocía la ciudad. Mi marido y mis hijos también son inmigrantes, y de ésos que, según Felip Puig, tienen tendencia a robar en las autopistas.

Me  vuelvo a la oficina. Llamo a la canguro para saber cómo le fue a mi chiquitina en la guardería. Lloró todo el rato, señora, me dice. Y cuelgo el teléfono, y me pongo a trabajar.

10 comentarios:

Juanjo dijo...

Menudo dia chica...y yo que pensaba que lo habia tenido malo peleandome con dos primates que le habian arrojado una pila¡¡¡¡¡¡¡¡a un compañero de clase
En cuanto a lo de la politica linguistica catalana ya sabers que estoy de acuerdo contigo como ya otras veces comente
Besos

Anouk dijo...

demasiadas cosas a la vez.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

La manuela, si que tienes el día complicado, pero si a pesar de ello eres feliz...vale la pena.
Te invito que pases por mi blog, hace tiempo que no nos visitamos y me haría muy ilusión tu vista.
Te espero
Con ternura
Sor.Cecilia

Manuela dijo...

JUANJO: una pila??? pero qué brutos, creo que ser profe es más estresante que lo mio!!!!!! que tengas un buen y RELAJADO día!!!

ANOUK: así somos las mujeres...

MONJA DE CLAUSURA: en cuanto pueda me paso, ya ves que no paro quieta, y sí, los enanos me hacen muy feliz!!! un beso

Jo Grass dijo...

En realidad nuestro apellido es Multitarea, solo que nos dejan puesto el de nuestros padres para que parezca más liviano y no nos confundan. Lo que más me gusta de tu relato es el final; cuelgas el teléfono y sigues trabajando sin más, tras escuchar que tu nena no ha parado de llorar en la guardería, porque eso es ley de vida y se va a tener que acostumbrar, dejando la sensación de culpa, tan frecuente en las madres multitarea, de lado.
Bravo, Manuela. Tú si que vales!

Lola dijo...

Bonita exposición de tu dia a dia. Así es la vida: tu trabajando y siendo madre amorosa y yo, jubilada, con mucho tiempo, pero feliz porque no lo pierdo.
Me gusta leerte, eres como la vida misma. Besos Lola

Amparo dijo...

Trepidante y real
Un beso bien garnde

Manuela dijo...

JO GRASS: nena, y lo que nos queda jejeje! un besito

LOLA: ídem para ti, leerte es ver cómo la vida puede ir adoptando distintas facetas y todas igual de ávidas e inquietantes... gracias!

AMPARO: muy real!!! un abrazo guapa!

Arlet dijo...

¡Menudo día el tuyo! espero que los próximos vengan con más calma...


Te animo a pasarte por mi blog ¡Sorteamos varios pares de zapatos infantiles!
zapatosmarca.net

Manuela dijo...

ARLET: gracias!!! días como éste no son todos menos mal!!! me paso por tu blog, saludos