my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 1 de junio de 2015

ORÍGENES


El viernes estuve participando en una mesa organizada por Addif (Asociación en defensa del derecho de la infancia a una familia) por mi buena amiga Puri Bínies, coordinadora de Addif además de escritora y periodista de larga trayectoria, y por Hijos del Perú. 

Participaron otras dos chicas adoptadas en diferentes circunstancias de las mías, en otro momento y en otro lugar, pero las tres teníamos puntos en común, a pesar de la disparidad de nuestras historias. Queríamos saber más, en definitiva, sobre nosotras. Nos llamaba la curiosidad y la necesidad de conocernos mejor. Laia admitía, antes que yo pero como yo misma, que en un momento dado de nuestras vidas nos hemos aferrado al amor de pareja como si eso pudiera devolvernos lo que no hemos tenido, como si pudiera llevarnos a olvidar un abandono temprano del que desconocemos los porqués. 

Yo no sé si en la barriga una puede aferrarse tanto al contacto materno que después, cuando te despojan al salir y bruscamente de ese latido materno, ese 'abandono' o 'separación' lo arrastras o no toda tu vida. Yo no sé si esa madre adoptiva es capaz de paliar tanto desencanto emocional 'en origen'. Lo que sí sé es que ninguna estamos buscando una madre, ni siquiera una familia sustitutiva. Pero sí un rostro, una historia, un porqué, un cómo, una mirada en la que reflejarnos, si acaso. Y algunas quizá no lleguemos a encontrarla. No importa, yo me miro en los ojos de mis hijos y con eso me basta. Y la mirada de mi madre a lo Meryl Streep siempre me perseguirá y me acunará desde donde quiera que esté. Me refiero a mi madre adoptiva, y única para mí. Porque como me dijo Puri Bínies en una ocasión, en los gestos, en las miradas, en las sonrisas, uno acaba pareciéndose a sus padres adoptivos, porque en ellos te ves reflejado y en ellos te reflejas. 

Graciar por la jornada, ojalá haya más, Addif. Os dejo un extracto de lo que ha publicado la Asociación al respecto. 


La búsqueda de los orígenes biológicos es:
Esa necesidad de encontrar tu espejo físico, ese rostro en el que reconocerte...
Esa necesidad de saber qué pasó, por qué pasó...
La curiosidad de saber si tienes hermanos biológicos o no...
La sensación de rodearte de los rostros, los olores, las sensaciones de tu cultura de origen, del lugar donde pasaste tus primeros meses o tus primeros años, de volver allí donde empezaste a ser...
El deseo de saber, en definitiva, un poco más de ti, y de tu historia de vida, sabiendo algo más de tu familia biológica, de tu país, de tu lugar de origen...
Pero no es buscar una familia, una madre, un padre..., porque ya los tienes.
No es, siempre, buscar para encontrar, porque en muchos casos hay que aceptar que va a ser imposible encontrar. Y hay que saber vivir con ello...
Estas y muchas otras reflexiones llenaron de calidad la Mesa Redonda sobre la Búsqueda de los Orígenes Biológicos en la que participaron tres hijas adoptivas: Milagros Forrester, inglesa de origen peruano y Laia Muñoz y Rosa Chover de adopción nacional. Las tres, junto con el psicólogo Carles Benet, del Servicio de Postadopción del ICAA, nos ayudaron a comprender mejor las razones, la complejidad, las necesidades de muchos hijos adoptivos.
También quedó muy claro que no todos los hijos adoptivos tienen la necesidad de buscar, que esta decisión corresponde exclusivamente a los hijos, a su propio deseo, que requiere de una estabilidad emocional y personal y de un acompañamiento y orientación profesional porque va a remover aspectos emocionales, psicológicos, identitarios ...
Un placer oír a los cuatro. Una gran satisfacción ver el interés y la participación de todos los asistentes. Y nuestro reconocimiento al Grupo de Padres Hijos del Perú y especialmente a Erika que nos pudo traer a Milagros desde Inglaterra.
Muchas gracias a todos!
Us hi esperem a la propera activitat d'Addif.