my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



miércoles, 18 de enero de 2017

Mi nombre es Chover, Rosa Chover



Mi nombre es Rosa Chover. Así me llevo llamando a mi misma y frente a los demás, durante los últimos cuarenta y tantos años. Me gusta mi nombre con mi apellido, forma parte de mi personalidad y me recuerda que pertenezco a una familia que se llama así. Me recuerda a esa familia, a la mía. Pero, ¿y si mañana un juez decretara que ya no puedo utilizar ese apellido porque mis padres me robaron y no son dignos de apellidarme? 

Eso es lo que le pasó a un nieto robado argentino, Hilario Bacca. Que dice, como yo digo, que su apellido es ése y no otro, y que a sus 38 años nadie se lo puede cambiar. Y le da igual si sus padres se apropiaron de él de manera ilegal o de la manera que fuera, y que alguien fuera despojado en consecuencia de él. El caso es que él tiene una identidad, y parte de su identidad se asume como Hilario Bacca, y él no quiere asumirse con otra identidad, por mucho que asuma su historia y la de sus antepasados y la ilegalidad de algunos actos. Dice Hilario "si quiero cambiarme de género está habilitado, pero ¿mantener el nombre y el apellido no?". A él le hicieron las pruebas del ADN a la fuerza, diligenciadas por un juez porque había sido localizado por una organización que persigue los crímenes de los nietos robados en Argentina. Y bueno, de ahí salió que sí que lo era, y sus padres adoptivos han sido encarcelados. Ya, qué más, dice Hilario. ¿Además me van a prohibir a mí que utilice el nombre y el apellido con el que me he identificado siempre y que quiero seguir llevando? ¿Por qué? Y por fin un juez ha entendido y le ha dado la razón, y le ha concedido lo que parece que nadie debería poder arrebatarte, la posibilidad de llamarte como ya te llamabas, de seguir con unos datos que siempre has identificado contigo y que te configuran. 

Yo también fui adoptada. Yo también debo tener otro nombre y otro apellido, pero reivindico mi derecho a llamarme Rosa Chover para el caso de que algún crimen horrible se descubriera detrás de mi historia. Ya perdí a una familia, ¿es que también tengo que perder a otra porque lo diga un juez? 

Felicidades Hilario Bacca, de parte de una compañera española te doy las gracias por tu lucha, por si un día España se pusiera así de irracional, aunque me temo que aquí estamos en las antípodas de eso.