my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 31 de agosto de 2009

el primer amor

El primer amor dicen que pesa para toda la vida. Yo me enamoré a los ocho años del hermano de una de mis mejores amigas. Jamás me miró a la cara en todo el tiempo en que yo le idolatré. Y justo cuando ya no le tenía ninguna admiración, cuando la cara de niño muñeco se le había borrado y se parecía a un ser normal corriente y moliente, quiso ser mi novio o mi aventura. Quién sabe, pero para mí ya era tarde.

La primera enamorada de mi hijo ya tiene nombre. Se llama Inés. Lo único, que le lleva treinta años, está casada y, lo peor de todo, es su tía carnal. Pero cuando la ve ponerse las gafas de sol, mover la melena o cantarle una canción del pato Renato, mi hijo suspira y la abraza como si nunca antes hubiera existido un amor igual.

Como todos los grandes amores, éste es difícil, porque les separa un océano y aproximadamente doce mil kilómetros de distancia, si no son más. Por no hablar de otros impedimentos más mundanos. Pero a él no le importa. Tiene su olor, sus fotos, sus canciones y sus anteojos. Y cada vez que la nombramos en casa, sonríe y repite 'Nessss' con auténtica devoción de hombre enamorado.

De repente nos hemos dado cuenta de que lo que llamamos casa, nuestra casa, es ese lugar donde no nos espera nadie. La familia no se echa de menos hasta que uno se pone a procrear.

3 comentarios:

Lala dijo...

Jajaja qué majo tu niño :)

Mi primer amor fue un chico de 15 años, cuando yo tenía sólo 8 o 9. Le perseguíamos, yo y mis amigas, a las que también les gustaba, por el patio del colegio, gritando su nombre... Qué tiempos aquellos...

Un saludo!

Cristina dijo...

Me ha encantado este post... es gracioso ver como los enanos son capaces de desarrollar semejante preferencia por las personas que les gustan y lo poco que lo disimulan!! ... para ellos todo es querer y que les quieran!
Cris

Lola dijo...

Yo tengo un sobrino que me adora y lo adoro y esto viene desde que nació hace 50 años Fue antes de tener yo hijos pero de todas maneras ese amor y ese entendimiento mutuo es para toda la vida. Seguro. Un beso Lola