my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



miércoles, 17 de marzo de 2010

Juntos pero no apretados


Tim Burton estrena película. Quién no está deseando ver su versión de Alicia en el país de las maravillas? Y a su mujer, Elena Bonham-Carter, en el papel de reina roja mala?


Y a pesar del amor y los proyectos que les unen, o precisamente por eso, en su casa habitan en alas separadas. Como si fueran los condes de Windsor o los personajes de la siempre venerada Rebeca, ese clásico de Hitchcock en que Joan Fontaine se perdía por las alas de la casa a las que no le era permitido acceder. Confieso que de pequeña me aprendí los diálogos de memoria de tanto verla.


La casa de Burton-Bonham son en realidad tres viviendas interconectadas en el Norte de Londres, según contaba El País -sección cotilleos- hace unos días. La primera es gótica y pertenece al mundo de Burton. La segunda es acogedora y luminosa, y es obviamente la de Elena. La tercera es infantil y maravillosa, como no podría ser de otra manera en el mundo de una pareja tan singular de director y actriz, y pertenece a sus dos hijos -de dos y seis años- y por supuesto a su niñera.


En mi casa también hay tres alas. La primera la compartimos mi marido y yo. Medirá unos cinco o seis metros cuadrados. La segunda es contigüa a la primera y es la de mi hijo. La comparte con sus muñecos y mide unos 2,5 metros cuadrados, quizá menos. La tercera está libre y es para las visitas, con la dificultad de que está directamente pegada a la de mi hijo, lo que podría incomodar a esas visitas en la madrugada. Mide unos 4 metros cuadrados.


Si yo fuera rica, seguiría compartiendo alcoba con mi pareja. Solamente que todo sería máaas grande. Y seguiría teniendo cerca la habitación de mi hijo, aunque, admitámoslo, quizá no taaaan cerca. O sí, quién sabe. Ahora, que tampoco descarto mi apartamentito dentro de la casa, para mis cosas y mis vicios. Puestos a soñar, un vestidor del tamaño de mi cuarto de dormir actual no me vendría nada, pero que nada mal.


Pero a lo que vengo. Si no duermes con tu pareja, y aunque ronque, cuál es esa intimidad que compartes? Despertarte en mitad de la noche y ver su patota encima de tu vientre, o escuchar ese graznido gutural que te despierta la noche que habéis bebido más de la cuenta, o desperezarte por la mañana y chocarte con su cabeza... Es, o no es, un placer irremplazable?


Ahí lo dejo. Se aceptan alternativas.

14 comentarios:

Mamareciente dijo...

Pero ni apretados ni revueltos. Qué mal, no? Es en serio? La pareja separada y los niños con la niñera...pues vaya historia.

Jo Grass dijo...

Es que son tan estupendos y creativos que necesitan su espacio para idear sus proyectos. La verdad es que cuando leí la noticia no me sorprendió en lo más mínimo, aunque ya puestos, a mí no me importaría tener una casa con alas, para cambiar la ubicación de mi residencia a la par que las temporadas, pero con mi fantástico novio y mi hija cerca, of course!

Yo también me he paseado por Manderley en sueños, jajaja

juanjo dijo...

Pues si Manuela,estoy de acuerdo:si no compartes cama con tu pareja......¿que tipo de relacion de pareja es esa?
Hay quien dice que con la edad se te hace mas comodo eldormir en habitaciones separadas,nose,ya te dire si me ocurre alguna vez....de momento sigo durmiendo felizmente con mi pareja
Un beso

Anónimo dijo...

Pues no sé yo que te diga... aunque si que creo que no podría estar muy alejada de los niños... pero, bueno, habrá que ver a que se refieren con lo de alas y las distancias entre unas y otras. En fin, supongo que es la opción de calidad en vez de cantidad... (me refiero el tiempo compartido). Claro, que también el roce hace el cariño... en fin, que ni idea, hablo por hablar.
Cris

Juan Rodríguez Millán dijo...

Ay, con la envidia que me da la gente que comparte incluso las incomodidades de estar junto a su pareja por las noches...

Qué grande 'Rebecca'. Ojalá pueda decir lo mismo de ¡Alicia'. Y mira que adoro a Tim Burton, pero no las tengo todas conmigo esta vez...

Por cierto, 'An education', magnífica. A ver si saco tiempo hoy y hablo de ella en mi blog de cine.

Manuela dijo...

Mamareciente: pues sí, como lo oyes, pero ya se lo inventó Woody Allen, no? sobre esto yo la verdad que cada uno se lo monte como más le guste...

Jo Grass: una casa con alas, qué buena idea... aunque bien pensado, mejor cuando viajas dejar la casa también atrás... o depende... lo de creativos desde luego que sí, además de millonarios... si pudiéramos, quién dice que no haríamos lo mismo? creo que nunca lo sabré! aunque en lo de dormir juntos, sigo en mis trece, me parece básico!

Juanjo: ídem pienso yo, pero sí que tienes razón que conozco parejas mayores que han pasado de todo juntos que se quieren mucho, doy fe, y duermen separados a la vejez, bueno nunca diré de este agua no beberé...

Cris: yo tampoco sé, bueno sé qué haría yo, pero lo que hagan ellos me parece igual de válido... hasta me da un poquito de envidia tanto espacio jajaja

Juan: compartimos Alicia... en cuanto la estrenen, espero leer algo de An education en tu blog, estoy detrás de las memorias de la periodista en que se basa el guión, Elvira Lindo las mencionaba en una crónica suya elogiando la peli hace poco, una tal Linn algo, no retuve el nombre pero buscaré por google porque me da curiosidad...

Enric Pérez dijo...

Leí una vez que era bueno que la pareja durmiera, cada uno, en habitaciones separadas, para, precisamente, fomentar la longevidad de la misma, tener así su propio espacio personal en el que refugiarse (en un mundo y una vida en los que todo está tan interconectado). Se ha demostrado en estudios que, al final, la mayoría de las rupturas vienen por un deterioro de la convivencia, en el que los detalles cotidianos, como donde se deja la ropa sucia, por donde se aprieta el tubo de dentífrico, dormir con calcetines o cosas similares, tienen un papel importantísimo.

Un beso.

Manuela dijo...

sí, Enric, supongo que todo pasa factura, espero no sentirme así nunca pero ya te digo, no creo que haya una forma mejor que las demás de organizarse, y si es en pos de más calidad del tiempo juntos pero menos cantidad, como decía Cris... yo es que sigo viendo la alcoba como ese lugar de intimidad máxima, donde la pareja comparte sus secretos y donde uno puede abrazar al otro tanto en los malos como en los buenos momentos, no sé, he dormido muchos años sola y me gusta dormir acompañada... pero cada persona sabe lo que necesita...

Lola dijo...

Pues Manuela, si tengo que darte mi opinión sobre la cama, yo, a mis años y con mi horrible experiencia matrimonial, no hay nada mejor que dormir solita en una cama de uno cincuenta de ancho.
A los tios les huele el aliento por la mañana, y follar de madrugada nunca me ha gustado. Bueno, a lo mejor no he encontrado la pareja apropiada. Vivir, vivir, solo he vivido con uno y con los demás ha sido orgásmico pero pasajero.
Prefiero, de todas maneras tu amor por tu chico que la vida de Tim Burton. Un beso Lola

Anónimo dijo...

Hola Manuela
Me encanta tu blog. Es la priemra vez que opino.
A mi tambien me encanta dormir acompañada, acurrucarme...
Aunque el otro dia hablaba con una maiga y me decía : me encantaria tener tres casas, la mía , la de él y la de los dos. Oye, y he estado pensando .. y no es tan mala idea, ni en tu casa (llena de libros y de ropa) ni en la suya (llena de periódicos y de lentejas estofadas) en la de los dos (llena de amor y pasión)
Que te parece?

Manuela dijo...

Lola, es verdad que antes me parecía que les olía el aliento, pero les deja de oler cuando te enamoras... y bueno del resto de tus hombres, si fueron al menos orgásmicos no les pidas más!!!

Hola anónima, qué bueno que opines, o sea que tu teoría es más o menos como la de Burton y Elena Bonham, sólo que ellos pueden permitírsela! bueno, siempre que haya espacios comunes me parece bien, aunque a mí, insisto, me gusta pasar juntos las buenas pero también las malas noches... es una manía que tengo... en cuanto a donde mejor se duerme, tengo que admitir que donde mejor se duerme cuando tienes un niño pequeño es en un hotel por viaje de trabajo ja!

Anouk dijo...

En cuanto a lo de dormir siempre juntos o separados y de vez en cuando juntos..pues cada uno sabe lo que más necesita .Lo que si me parece fundamental son baños separados ( a Dios gracias esta opción es muy fácil de conseguir, no hace falta ser un millonetis de diseño para que en tu casa haya ub baño y un aseo)....La madre de una amiga siempre decía que para lo bueno y para lo malo una cama de 1.35...para gustos,los colores.

Manuela dijo...

ah, no, ahí sí que no coincido, Anouk, yo espacio espacio y más espacio en la cama, juntos pero no apretados en la cama, 1.50 y si hubiera de 1.60 mejor... en cuanto a baños, pues eso que cuantos más mejor, sin llegar a los 17 de la Preysler...

Mondragón de Malatesta dijo...

Yo seguiré durmiendo solo. Tan solo que ni con mi cabeza podría toparme, y es que la resaca, y es que el hachís, y es que las mujeres que me invento, ¡dios mío de mi vida!, yo seguiré durmiendo solo.