my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



martes, 7 de junio de 2011

In fraganti


No sé qué día fue que comencé a ver pelis de salón de peluquería, pero este finde vi otra. Me temo que enganche. Se titula ¡Qué dilema! y es una estupidez. Pero una de ésas, las peores, que para colmo te ves obligado a comentar al salir del cine. Por tonta pero también porque te preguntas 'y qué hubiera hecho yo en su lugar?'.

Y es que resulta que el fulano que la protagoniza, del que no recuerdo su nombre pero sí que tiene ese encanto de los osos todo terreno barra action men, descubre que la mujer de su mejor amigo se la está pegando a su socio con un crío lleno de tatuajes. Y ella es ni más ni menos que Winona Ryder, que sabe fingir cualquier cosa.

Y éste es el dilema. Tu mejor amigo es además tu socio. Su mujer se la pega con un  chavalín de veinte y si se lo dices arriesgas el mayor negocio que nunca hayáis tenido entre manos: ser proveedores de la Chrysler. Y por si fuera poco, ella amenaza con contarle que os acostásteis juntos, ella y tú, hace muchos muchos años ya.

Vale, es un argumento tonto, pero uno sale de la peli y algo tiene que comentar en la sobremesa. Y si te fueras de viaje y encontraras que, en la mesa de al lado, el marido de tu mejor amiga se la pega con una extraña? Quien dice amiga, dice amigo...

Yo lo que pienso es que la vida está llena de matices.

7 comentarios:

Jo Grass dijo...

El eterno dilema moral: ¿Se lo dices o no le dices nada?

No he visto la peli, ni sé cómo acaba, pero supongo que no me metería en asuntos que no son de mi incumbencia, o sí, qué se yo, depende de la situación y de cómo preveas que puede resultar la noticia. A veces es mejor hacer oídos sordos porque tarde o temprano todo se sabe!
Besos, súper mami!

briseida dijo...

Pues sí, qué situación más difícil... De lo que estoy segura es de que la amistad acabaría en los dos casos. Por cierto, el fulano se llama Vince Vaughn :)

Manuela dijo...

JO GRASS: estoy contigo, como decía en el post, la vida está llena de matices y cada historia es diferente... besitos guapa!

BRISEIDA: eso, Vince Vaughn, gracias!!! no tiene porqué acabarse la amistad, pero desde luego es un terreno bien espinoso, saludos!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Totalmente de acuerdo en que cada historia es diferente. Hay veces que te ves obligado a contarlo. Hay otras que es mejor callar. Lo que no creo que hiciera es dejarme llevar por mi interés propio.

Manuela dijo...

JUAN RODRIGUEZ MILLÁN: claro, porque eres buena gente... saludos!

Lola dijo...

Pues yo.... si fuera amiga-amiga-amiga, creo que sí se lo diría, en otro caso creo que lo dejaría. Pero amigas de esas tienes como máximo dos. ¡Que dilema! Besos Lola

Manuela dijo...

LOLA: yo creo que sé a qué amigas mías se lo diría y a cuáles dudaría, pero la verdad prefiero no verme en ésas nunca, porque me parece bien desagradable tener que anunciar algo así a alguien que quieres y más aún si piensas que puedes cambiarle la vida con esa noticia... creo que primero hablaría con él... un besito