my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



jueves, 30 de junio de 2011

Los jeans de solteras


Metes barriga, coges aire y entras en la empresa. Vuelves a escuchar que te llaman Manuela, por tu nombre. Ya no eres la 'mamá de X' durante las veinticuatro horas del día. Eres una persona por ti misma. Tienes una reunión de trabajo donde nadie habla de cacas ni pedos ni cremas para las irritaciones del culito. Les miras raro. Menos mal que una llamada al móvil te interrumpe la concentración. Es la mamá de X? Soy la pediatra de X, me has llamado. Un momento, dices, porque los pediatras son la especie humana más difícil de hallar al teléfono para ti. Sí, doctora, te he llamado porque me dice mi marido que el niño tiene una infección en los genitales, pero claro le ha llevado al colegio y ahora la profe del niño me dice que no puede estar allí con infección. Así es, mamá, pensé que ya no le tenías en el cole porque estaba de vacaciones y no le dije nada a tu marido. Tienes que tenerle en casa hasta que se cure. Y cuándo es eso, doctora? Pues si para el lunes próximo tienes suerte... Vuelves a la reunión, pero aún pensando en la crema para los genitales de tu hijo X. Sales de allí y te pides un café de la máquina. Entras en tu despacho y el silencio te parece un lujo asiático. Hay papeles, pero no hay babas. Los papeles son más fáciles de gestionar y crean menos estrés emocional. Tus tetas ya no chorrean porque ya pararon de dar leche, aunque los sujetadores tienen que seguir siendo los mismos hasta que vuelvas a tu talla de antes, si vuelves. Entretanto, has querido ponerte a régimen. Antes de que pueda notársete,  has visto a tu marido notablemente contento de tu puesta a dieta. Entonces entra una pedorra en tu oficina y te recuerda, tocándote la barriga, que tienes que recuperar la figura. Le dices que acabas de volver y que se relaje. Hija de puta, nadie sabe el estrés que esa frase puede provocar en una mujer que trata de ser madre, trabajadora y de conservar no sólo la pareja sino el atractivo femenino que un día intuyó poseer.

Es mentira que las madres seamos mujeres. Somos robots que tratamos de coordinar y ejecutar a la perfección labores para las que no sabíamos que podíamos servir unos años atrás, y sin perder ni un ápice de nuestro buen humor ni ganar un gramo para que nos quepan los jeans de solteras. Robots.

7 comentarios:

Jo Grass dijo...

Así de dura es la vida de una mujer completa: esposa, madre y profesional. Y luego estos mindunguis que tenemos como pareja se quejan.¡Hay que joderse!

¿Ya vuelves a trabajar? Si consigues enfundarte los jeans de soltera te deberíamos dar un premio especial, jajaja
besitos

Manuela dijo...

JO GRASS: de momento me he comprado unos nuevos, y los de soltera los he regalado para no verlos!!! así de rápido ha pasado mi baja... un beso

Amparo dijo...

Manuela,
Esa vida que describes y que comparto es una sucesión de juegos malabares, alternados con paseos sobre el alambre a dos metros sobre el suelo y la mayor parte de las veces sin red.
Los vaqueros a tomar por culo.

Manuela dijo...

AMPARO: di que sí, a tomar viento fresco... esto de la maternidad no lo explicaban en el cole, ni siquiera en la universidad... abrazos!

anouk dijo...

bueno, bueno...seguro que no es para tanto...no hagas caso de la "pedorra" de tu oficina que te toca la barriga y te dice que tienes que recuperar tu figura.La gente ..¿no piensa dos veces antes de hablar? .Lo que tu planteas nos pasa a todas las que cuidamos y estamos pendientes de alguien, estás trabajando, en una mini escapada de un día a la playa y te llaman para preguntarte por medicinas,, por visitas médicas, por un montón de cosas.La vida de una mujer ofrece muchas facetas , pareja, mamá , hija, trabajadora ..y hay que lidiarlas todas.Casi , casi ,,,,la oficina es nuestra salvación.Todo ésto para decirte que seguro que estás muy guapa y que yo hace mucho, mucho tiempo que no me puedo poner mis vaqueros de soltera :_)))))

Enric Pérez dijo...

No te engañes, la pedorra y muchos/as otros/as te soltarían cualquier otra "frase" aunque no vinieras de ser madre. En esta sociedad, y especialmente en la jungla empresarial, lo principal es ir jodiendo a los demás. El motivo es lo de menos.

Saludos.

Manuela dijo...

ANOUK: pues sí, me quedo con que lo de la oficina nos libera, qué increíble!!! besos guapa

ENRIC PEREZ: lo peor es que tienes razón!!!