my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 5 de marzo de 2012

Shame on you

Si vas en el metro medio dormida y un tío te mira insistentemente y le clavas la mirada y es Fassbender, descruzarías las piernas para que se vea el final de tus medias pegadas a los muslos? Te pondrías prieta y te morderías los labios mojándolos? O bien saldrías corriendo del tren pensando que es un tarado y que tu vida no necesita de más tipos siniestros de mirada clara?

Todas las respuestas menos la última te conducirían inexorablemente al desastre, pero tú no lo sabrías hasta que estuvieras en sus brazos y te dieras cuenta de que eyacular para él es una obligación que se repite cada cinco minutos y que las únicas que le ponen son las putas porque cobran y se van. Es SHAME y no tiene un Oscar porque su pene es demasiado grande y sale demasiadas veces en pantalla.

Tengo un amigo soltero que opina que Fassbender no hace en la peli más que reflejar -exageradamente si quieres, me dijo- la vida de un single más, en masculino claro está. Necesitan polvos y no necesitan líos sentimentales. Se sienten solos pero no saben cómo arreglarlo sin meter a una mujer en su casa. Y cuando la meten, ya la quieren volver a sacar. Sin metáforas.

En cuanto a mí, salí del cine pensando varias cosas. La primera, hay que ver qué cuerpo diez este Fassbender. La mirada a la chica del tren me dejó pegada al asiento y aún la veo cuando cierro los ojos. Era del tipo 'take off your clothes' y tú obedeces sin preguntar. La segunda, por qué no le habrán dado el oscar? ah, sí, demasiado sexo y demasiado perturbador. La tercera, me fascinó la música en todo momento. Y qué  momento el New York New York de Carey Mulligan. Uff. Y la cuarta, bueno se me olvidó pensando otra vez en Fassbender. Pobre tipo, diablo. Esa fue la última cosa que pensé. Y sigo rumiándole, rumiándola. No me abandona.

3 comentarios:

Jo Grass dijo...

Ten por seguro que en cuanto la vea, regreso a cotorrear contigo!

Lola dijo...

Voy a verla para comentar. Me apetece mucho después de leerte. Un beso Lola

Manuela dijo...

JO GRASS: no te la pierdas!

LOLA: creo que la disfrutarás, es inquietante...