my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 19 de marzo de 2012

TILDA S


Lo peor de Kevin no es que te parezca que va a ser un psicópata. Lo peor de Kevin es que puedas comprender a su madre cuando lo lanza contra la pared la tercera vez que se le caga en los pantalones en su cara y con siete años de edad por lo menos. Kevin hace las cosas adrede para fastidiar a Tilda Swinton, que tener una madre así no es poca cosa. La mujer lo intenta, claro que cuando coge al bebé Kevin como si fuera una bomba de relojería y lo sujeta en el aire cual mofeta, no parece que le salga el amor a chorros por la boca. Más bien se da cuenta de que ha parido a un marciano que no para de taladrarle los oídos. Pero, qué mamá primeriza no ha arrastrado por la calle un carrito con un bebé dentro que no para de berrear, y se ha sentido el blanco de todas las miradas ajenas? que levante la mano...

El caso es que no todas las mamás sienten el amor maternal del mismo modo. No todas saben acunar a un bebé en su regazo desde el primer día. Y más aún, no todas se mantienen al pie del cañón cuando vienen mal dadas y tu hijo es ese psicópata que todos los periódicos querrían ver en la horca.

Yo no creo que la mamá Tilda Swinton sea peor que otras. No creo que las que aullamos de dolor porque nos sentimos que nos arrancan los pezones de cuajo al mamar seamos mejores que ella cuando sostiene al bebé en el aire como si fuera un saco. Pero así es Kevin. Tenemos que hablar de Kevin. En cines hasta un día de estos. Sobrecogedora, alarmante, escalofriante. Tanto como la andrógina de su protagonista, cuyo papel parece diseñado única y exclusivamente para que ella lo represente.

Cuando salí del cine y llegué a mi casa, me prometí a mí misma que carecía de importancia si los niños se terminan la cena, se meten el dedo en la nariz y se comen el moco después o te dicen una mentirijilla que va dejando huellas dactilares por donde pisa. Y les abracé muy fuerte para hacerles llegar calor humano, aroma de madre entregada, mientras me decía por dentro que tendría que encargar la paciencia por lotes de a cinco, para no carecer nunca de ella.

Una amiga que ha criado a cuatro hijos que ya  están grandes me decía un día que si de algo se arrepentía era de haber fastidiado el 'buen rollito' de su casa en tantas ocasiones dando órdenes tales que 'términate el filete', o 'lávate los dientes ya', o 'a la cama sin chistar'... porque esos momentos de buena onda que ella había roto entre comillas, con sus vueltas al orden y la disciplina, nunca volverían ya.

Es difícil ser padre. Más aún ser madre, me parece a mí. Porque somos más sensibles y sobrellevamos peor las lágrimas de los hijos, a veces más falsas que un Judas, pero lágrimas al fin y al cabo. Mi hijo nos dijo el otro día, sin ir más lejos, que 'en esta casa se dan demasiadas órdenes'. Y no llega a los cuatro años. Dónde estará la línea roja entre hijos asustados e hijos que te asustan? Es una cuestión de sentimiento. Como saber cuál es la última copa que te tienes que beber. O lo sabes, o no lo sabes.

Feliz día del Padre... y feliz Cremà fallera!

6 comentarios:

Carlos dijo...

Pues, si, ser padre es dificil, y ser madre. Vivir, al fin y al cabo.
Cuando averigue donde esta esa fina linea prometo decirtelo.

Manuela dijo...

CARLOS: ya te digo! yo creo que es cuestión de feeling lo de la línea... pero Tilda la verdad que da un poco de miedo en sí misma... yo creo que el director escribió el papel para lucirla, y lo consiguió porque está hecho a medida... claro que el hp del niño es escalofriante también con esa mirada cínica que tiene, no me lo quito de la cabeza...

Anónimo dijo...

Existe gente mala. Pensamos que todo el mundo tiene buen corazón, buen fondo, pero existe gente mala por naturaleza. Conocí hace tiempo a un niño que nunca sonreía, esa era su principal característica. Era malo, hacía cosas malas, no travesuras, cosas malas. Recuerdo una vez que rajó con un cuchillo un balón que había encontrado con tal de no devolvérselo a su legítimo dueño cuando éste se lo reclamó. Tenía 6 años. Hoy está en la cárcel por acuchillar a alguien que no sé que le reclamaría. Y sus padres son excelentes personas, ni ambiente marginal ni nada parecido.
Aún recuerdo su mirada vacía y su cara seria....nunca lo ví sonreir.

MOHRENWITZ

Manuela dijo...

MOHRENWITZ: siempre me ha dado miedo esa idea, pero quizá tienes razón y existe gente mala porque sí, sin más, uff... da mucho miedo pensarlo, y si igual que tienes otros defectos pudieras tener el de no tener sentido de la compasión, por ejemplo? da mucho miedo, por ejemplo lo que asusta de los asesinos o de los genocidas es que sean personas de carne hueso como uno, que no son ni siquera locos a veces... interesante!

Anouk dijo...

uf!!!! muy dificil todo, muy dificil educar, muy dificil decidir, muy dificil vivir.Pero lo que si es cierto que habiendo gente mala,amor y cariño llama a amor y cariño.No todas las mamás tiene el mismo sentido maternal,pero si que es cierto que cuanto más amor y cariño demos a nuestros hijos más poso les quedará para el futuro.Yo no quiero ver películas de ese tipo...ya tengo el día a día....

Manuela dijo...

ANOUK: sí, además los niños son tan sensibles que todo lo notan, la buena onda y la mala también... besos!