my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



viernes, 30 de octubre de 2009

de por vida

Enric González 29/10/2009. El País.

La televisión, a veces, puede ser educativa. Puede ofrecer lecciones que valen para todos, y muy especialmente para los niños. ¿Qué deberían aprender los chavales? Pues lo mismo que deberíamos aprender los mayores. Que el trabajo tiene mucho que ver con la dignidad, por ejemplo, y que el trabajo nunca es inútil. Y que la prepotencia, en cambio, no es digna y no lleva a ninguna parte. Los niños acabarán aprendiendo, casi siempre por las malas, que los fuertes suelen ganar y los débiles suelen perder.
Convendría que tuvieran muy claro, sin embargo, que en algunas ocasiones no es así, y que la historia no está predeterminada, y que el cinismo disminuye el dolor, pero incapacita para el placer.

Otra lección apropiada tiene que ver con la autoestima. Hay que ser valiente, hay que mirar de frente al peligro. Hay que saber que siempre hay alguien más listo o más poderoso, pero no hay nadie superior a nadie. Hay que recordar que las jerarquías son simples convenciones sociales. Hay que tener muy presente que por mal que esté uno no deja de merecer el amor de los suyos. Y que el desprecio que pueda recibir de otros es eso, algo de otros, y no vale la pena perder el tiempo con los asuntos ajenos. Algo más, muy importante: la honradez vale más, muchísimo más, que el dinero.

El martes hubo una emisión televisiva que transmitía todos estos valores, y alguno más. Fue el partido Alcorcón-Real Madrid. Incluso los seguidores madridistas comprenden, supongo, que fue un partido hermoso, de los que se recuerdan de por vida. Esos 90 minutos contuvieron lecciones de gran nivel moral, expuestas de la forma más amena. Nadie debería sentirse humillado por lo que ocurrió: el Real Madrid, al fin y al cabo, colaboró en una buena causa. Su derrota ante el Milan fue abyecta. Su derrota ante el Acorcón fue algo distinto: contribuyó a mejorar la vida de todos, porque es bueno que los poderosos pierdan alguna vez, y es muy bueno que los débiles disfruten alguna vez de un éxito redondo, sonoro, merecido.

El Alcorcón-Real Madrid fue el mejor programa educativo de la temporada. Por desgracia, se emitió fuera del horario infantil.

Ni Manuela ni yo tenemos nada más que añadir. No queríamos que os lo perdiérais.

13 comentarios:

Jo Grass dijo...

Lo más triste del asunto es que la televisión no resulta educativa en absoluto, es más, estoy convencida que en un 90% embrutece más que educa, informa o entretiene.

Muy buen simil el del famoso partido que obliga al Madrid a rebajar su prepotencia, aunque por los comentarios que leo o escucho en los medios no me parece que les bajen los humos; tengo la impresión que lo que muestran es rabia infinita y como reyes destronados solo claman venganza, para paliar la humillación de verse derrotados por un equipo "menor". Y lo peor es que sus demostraciones de rabieta si las pasan en horario infantil, así que mal vamos entonces con la educación televisiva.

Héroe de Leyenda dijo...

Este artículo, este partido, la 2 de Tve quizás no sirvan para compensar los "informativos" deportivos de cuatro o el estercolero de visceras que es telecinco, pero nos suavizan las heridas como pequeñas bombillas en el interior de la caverna.

Gracias por compartirlo, Enric González siempre fue uno de mis columnistas preferidos. Sus "Historias del Calcio" son memorables.

Me gusta mucho tu blog, al que sigo en cada actualización aunque no suela comentar.

Besos, espero que tu niño esté bien. Maldita Gripe

Cristina dijo...

Muy buena la columna de Enric Gonzalez que compartes... me la copio para tenerla a mano con mis hijos... porque he de reconocer que hay cosas que a veces se me ovidan.

Lola dijo...

Muy bien Manuela por traernos esto y que lo podamos leer y trasmitir. Muy bonito. Besos Lola

MOHRENWITZ dijo...

Una pena que este mensaje sólo cale en gente que tienes las cosas claras. A la "gente normal" nos viene formidable refrescar ideas como el valor, la humildad, el esfuerzo y demás términos tan olvidados por nuestro sistema hoy en día. Pero al "resto" le da absolutamente igual, es decir, ni profundizarán en el tema, ni se lo leerán a sus hijos, ni siquiera lo entenderán.

Al igual que Cristina, lo comentaré con mis hijos. Puede ser edificante.

Quique dijo...

Hola Manuela.
Muy buen artículo. Me gusta mucho Enric Gonzalez. Es lo mejor de El País.

Carlos dijo...

Me temo que, por desgracia, mucha gente no entenderá ni compartirá ese articulo. La mayoría preferira seguir idolatrando de modo grotesco a gente como los últimos fichajes del Madrid. Adorando más a un capullo con un Porsche cayene, (o como se llamen y escriban esos coches) ganado de manera "ilicita" que a alguien que con un ibiza comprado honradmente. Valorando más a un empresario de exito sin escrupulos que a uno sin exito y con ellos.
De la tele!!!! mejor no hablar.
En fin, quizás un cambio sea posible. Brindo por ello

Henry Write dijo...

Manuela for President!!!!

Por cierto, y parafraseando un genial post tuyo... ¿Qué pasaría si sacaras la televisión de tu casa durante un mes? ¿Qué cambiaría? ¿Y cuando la volvieras a encender... ¿Qué verías?

anouk dijo...

muy bueno este post..realmente magnífico.
Y para Henry Write ..no pasaría nada si estuvieramos un mes sin ver la televisión.Seguiríamos informados a través de la radio, de internet , de la prensa ¿que veriamos al encenderla de nuevo tras un mes? Noticias del mismo tipo y casi todas negativas, programas basura donde nos enteraríamos de quien se acuesta con quien y poco más.Con suerte alguna buena noticia o algún documental enriquecedor..pero ya digo..con suerte.

Manuela dijo...

hola a todos, ufff sin tele??? no, definitivamente hoy en día no podría afrontar mi día a día sin tele... este fin de semana lo hemos pasado en plan familia feliz encerrada en su casa pendiente de los mocos y las toses de mi hijo, a excepción de seis horas en el hospital para que comprobaran si tenía una neumonía, una bronquitis o un simple catarro -resultó ser lo último- así que las horas de casa se hicieron más amenas porque existía un aparato con luces y colores llamado televisión que nos atontaba a todos a ratos, consiguiendo incluso centrar la atención de mi hijo durante casi tres minutos seguidos... no, yo me puedo ir de casa sin que haya una hecatombe, es casi factible, pero sin la tele??? y eso que no tengo más que seis o siete canales conectados, me resisto a la tele de pago... un día una persona mayor me dijo que le gustaban los espejos en la casa porque se veía reflejada, y era como sentirse con alguien más en casa, y fue como una punzada, no he podido olvidar ese comentario... bien, la tele es un gran invento también contra la soledad de mucha gente, para mí es el gran invento del siglo veinte, por muy denostada que esté ahora...

Anouk dijo...

se puede Manuela, se puede...si lo que buscas es compañía siempre tienes la radio....

Carlos dijo...

Manuela, casi, casi me convences de las bondades de la tele.... aunque bien pensado, tienes razón por denostada que esté no conozco a nadie que no tenga, al menos, una (si es que la hipocresia en tan humana como la contradicción....)

Manuela dijo...

bueno, yo conozco a una sola pareja sin tele en casa, y sin video consola para los niños, pero sinceramente no sé cómo sobreviven...

la radio está bien, Anouk, para cuando estás haciendo cosas por casa o bien en el coche, me encanta la radio, pero cuando quiero sentarme con un bote de galletas o mejor un bote de helado, uff, necesito la tele!