my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 15 de febrero de 2010

unas gafas para soñar


Qué más necesitas que lleve un hombre aparte de sus gafas y su reloj? Pues eso, nada. Y sin embargo, Tom Ford se empeña en pintarlos pulcros impecables y puliditos, como dicen los catalanes, hasta el extremo de perderte en los detalles y saltarte lo esencial. Metáfora de su primera película como director y como coguionista y coproductor, Un hombre soltero.

Yo la hubiera titulado Un hombre solo, porque eso es lo que me parece Colin Firth desde la primera escena hasta la última. Solo en su duelo, solo en su casa y solo en su visión de la vida. Terrible no poder asistir al funeral de quien ha sido tu pareja durante los últimos quince años. Y más terrible aún, no poder contarlo más que a una amiga decadente y borracha, tu vecina y amante de la adolescencia. Pero estamos en los años sesenta y ni siquiera en USA los gays tenían un nombre tan sofisticado todavía. Eran puros maricones y un insulto para la familia de cada uno.

La peli está basada en la novela de Isherwood, del cual nada más he leído la genial Adios a Berlín, que luego daría pie al guión de Cabaret. No se puede pedir más como autor, creo yo.

Isherwood se colocó como profesor de literatura en USA, así que hay bastantes posibilidades de que el arte imite a la vida real, también en este caso. Por lo demás, qué guión no está inspirado en hechos reales que a uno le han contado o ha vivido, por mucho que los maquille?

Lo que pasa es que Tom Ford es diseñador hasta la médula, y esteta por defecto, así que ha cogido una novela que desconozco y la ha convertido en un lujo de fotografía y diseño. Cada imagen es tan cuidadosa consigo misma que es irrepetible. Y el profesor de literatura se convierte en un modelo a lo Ford que no descuida ni la ropa o los gemelos que quiere que le pongan el día de su funeral.



Sus gafas de pasta son sesenteras, pero creo que volveremos a verlas por la calle, y sino al tiempo. Claro que Tom Ford luce otras muchísimo más adecuadas a los tiempos que corren en sus imágenes de pasarela. Miren miren.

Y como la cabra tira al monte, yo no sé cómo sería Isherwood físicamente, ni cómo concibió a su profesor de universidad homosexual. Lo que sí sé es cómo lo diseñó Tom Ford, y fue a su medida y corte de traje. Sólo hay que compararlo con el original. Aquí podemos ver al director a la izquierda, a la guapísima Julianne Moore en el centro y al actor que encarna los sueños cinematográficos de Ford en el papel de Colin Firth, o George Falconner en escena, un profesor cuya forma de suicidarse es más importante que el suicidio en sí.


Después de una sesión de Goya como la de anoche, en donde, como siempre, abundan los modelos de las actrices féminas, sus espaldas al aire -sugerente y sensual Natalia Verbeke-, sus culos modelados y perfectos a los cuarenta -esperanza o espejismo- y sus maquillajes sin una sombra de caos, es una gozada sumergirte en el paraíso gay de Tom Ford. Hombres guapos, cuerpos de tamaño natural de todas las edades y esculpidos como si fueran pequeños diosecillos tentadores y promiscuos. Eso sí, después de que Colin Firth desperdicie una noche de sexo y borrachera con Julianne Moore, no sé qué nos queda a las demás. Y yo no me conformo con Buenafuente, por muy gracioso que se ponga.

7 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Reconozco que la película no me atraía nada de nada y con tu entrada me has picado la curiosidad... Me atrae el retrato social de una época que no solemos tener en cuenta cuando hablamos de estos temas en la actualidad, pero me asusta que caiga en un relato irreal (que, por ejemplo, es lo que me pasó con 'Mi nombre es Harvey Milk'). Pero me animas a verla, de verdad...

No sé si una noche de borrachera y sexo con Julianne Moore sería lo más atrayente para mí (no creo que pudiera rechazarla en todo caso...), pero sin duda estaría muy por encima de la mayoría de esas modelos (que, en su mayoría, no actrices) que mencionas.

Manuela dijo...

yo con Sean Penn al fin del mundo, te decepcionó Harvey Milk? vaya, a mí me conmovió de verdad y su actuación me pareció espectacular... pero para gustos colores, está claro, eso sí me parece un hombre que no envejece, como Colin Firth, que está como un queso -perdón- a sus 49... igual que Sean creo... Julianne Moore es de las pocas que madura con dignidad y sin demasiado botox, al menos visible...

Anouk dijo...

La situación de los homosexuales ha evolucionado tantísimo....Por suerte para ellos ya no tienen que ocultarse y ya pueden ir de la mano de su pareja a cualquier sitio.No he visto la pelicula ,pero me conmueve pensar en que alguien no pueda ir al funeral de su pareja durante 15 años...Parece mentira si lo comparamos con la sociedad actual.
Pd <. Las gafas de pasta sensenteras son lo más fashion en los más fashion...jajaj

Lola dijo...

Habrá que ir a verla y luego comentar. Los años 60 fueron una época de mi vida muy especial y me gusta recordarlos aunque también existen cosas de esos años en mi vida para olvidarlas. Yo no tenía ni 30 años cuando empezó la época. La homosexualidad se veia de muy distinta manera a como se ve hoy dia. Yo misma, no la criticaba pero no la entendía. Los años enseñan mucho al que quiere aprender. Un beso Lola

Manuela dijo...

qué maravilla Lola tu mentalidad, es difícil cambiar con los tiempos y evolucionar con ellos, yo pienso que debemos estar siempre en evolución, como decía Francesc Picabía la cabeza es redonda para que los pensamientos puedan ir cambiando de dirección... pero no es fácil saber hacer eso...

Alhy dijo...

Me gustó mucho A single man, me pareció una peli muy magnetica, evocadora y sensual(recital para los sentidos puro y duro, ais) y con una de las mejores B.S.Os que he escuchado en mucho time.
Entiendo que para algunos pueda resultar demasiado esteticista o cargante, no hay espacio lo feista y hasta lo desagradable esta contado de forma estetica (ese niño sadico matando una matiposa; esa muerte de pose sobre la nieve; ese Colin sentado dignisimamente sobre la taza del baño como si de la silla de su aula se tratase).

Me conmovió mucho la soledad de su protagonista (que magnifico y que guaperrimo está Mr Firth) en su perciosa jaula de cristal.
Tengo el cuore partido entre Freeman y el de cara a los futuros oscars, admitolo.

El debut de Mr Ford es una rara avis y creo que va camino de convertirse en una obra de culto.

Manuela dijo...

estoy bastante contigo, Alhy, aunque hubo algún momento en que tanta estética me hacía no creerme el producto, pero coincido en que la escena del water es maravillosa, y mira que es difícil pillar estética en esa postura... y las posturas que busca para matarse... creo que Tom Ford hizo una peli a su medida y le ha salido bien, lo dicho que se han llevado un Bafta... la que me falta es En tierra hostil, que por lo visto le ha arrebatado como 7 Bafta a su ex marido Cameron, qué faena...