my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



viernes, 26 de febrero de 2010

Un domingo de cine catalán

Berta Marsé es obviamente hija del magnífico Juan Marsé, pero además de eso proporciona unas maravillosas historias en forma de cuentos, relatos y otros. Como relatora de la realidad más local esta semana encontré en El País una historia contada por ella que, como ella misma dice, no necesita ni adornos ni comentarios, por lo que he querido reproducirla íntegramente para que os cause la misma sorpresa que me causó a mí.

"A una anécdota sencilla como ésta no hay que añadirle nada, ningún comentario o juicio de valor. Que cada cual saque sus propias conclusiones. Sucedió un domingo en un cine abarrotado, donde mi hijo y yo vimos Albin y las ardillas en primera fila y doblada al catalán. Albin i els esquirols. Aún se habituaban nuestros ojos al histérico trajín de las ardillas, nuestros oídos al timbre de sus voces -para quien no la haya visto, se trata de ardillas cantarinas e hiperactivas- cuando notamos las primeras pataditas en los riñones. Me giré y vi que eran dos niños muy pequeños, acompañados de su abuela. Un niño y una niña tan chiquitos que sus piernas, estiradas en línea recta, encajaban fatalmente en nuestra zona lumbar. Guille y yo somos ambos algo lentos de reflejos, discretos, pudorosos, y aguantamos casi un cuarto de película hasta dejar caer las primeras quejas:
-Disculpe-, dije al fin, un poco al aire. -Ojo con los pies en la butaca...
Pero las pataditas siguieron, mientras las ardillas triunfaban en el mundo de la música a base de villancicos estridentes y melodías de espanto. Volví a girarme y miré a la señora a la cara. Iba peinada de peluquería, muy maquillada y con la chaqueta puesta. Se lo pedí de nuevo amablemente:
-Por favor, dígales a los niños que tengan cuidado con los pies.
Esperé, pero no dijo nada ni me devolvió la mirada. De hecho, no parecía verme ni oírme. La niña sí me lanzó miraditas asustadas de reojo, pero el niño estaba abducido por las ardillas, y sus pies machacaban los riñones de Guille, que, de vez en cuando, me agarraba del brazo para susurrarme al oído:
-Mamá...
-Ya voy, ya voy...- Volví a girarme:
-Oiga-. Nada, como si yo fuera transparente. ¿Oiga!
Pasé la mano frente a su cara, pero ni siquiera parpadeó. ¿Qué le pasaba? Desconcertada, dudando si llamar al acomodador o abandonar la sala, oí que la niña le preguntaba a mis espaldas:
-Què passa, iaia?
-No ho sè-, contestó, -parlen en castellà.
Y mi hijo y yo nos miramos sin saber qué añadir, ambos discretos y pudorosos, catalanes ambos de nacimiento."

14 comentarios:

Enric Pérez dijo...

En estos temas soy un catalán radical: la abuela se habría arrepentido toda su vida de haber pronunciado aquellas palabras y los niños habrían aprendido educación siquiera por un día. Y todo esto no por un tema linguistico (mis ideas políticas concuerdan con el derecho a la autodeterminación y la independencia) sino por el hecho de creer que se puede molestar impunemente a los demás, sean estos catalanes, gallegos o de Nueva Zelanda. La soberbia, el engreimiento y la mala educación son realidades transversales. LAs podemos encontrar en todas partes.

Mamareciente dijo...

Me he quedado a cuadros. Viví 5 años en Cataluña y nunca me encontré con una situación ni remotamente parecida. No me entra en la cabeza cómo puede haber gente así de, cómo te diría yo, "limitada".

juanjo dijo...

Desgraciadamente la intransigencia linguistica parece convertirse en un mal universal.....el que no habla tu lengua,pasa directamente a convertirse en tu enemigo para la vision pobre y limitada de ciertas personas.....a mi por ejemplo me acusaron de ser facha por hablar castellano....cuando realmente considero que la unica persona facha de esa historia fue la que profirio esa frase

Juan Rodríguez Millán dijo...

Qué esfuerzo hay que hacer para no etiquetar con insultos a personas así. Yo viví un año en Barcelona, cuando era crío, y jamás tuve ningún problema así. O igual es que era muy niño para darme cuenta.

De adulto sí tuvo dos historias curiosas. La primera fue al hacer una llamada por teléfono a una asociación afín a una que presidía. En un catalán perfectamente entendible para quien no lo habla, como yo, me dijeron: "no te equivoques, aquí no hablamos castellano".

La segunda fue cuando, de visita a Barcelona, decidí acercarme al lugar donde estaba mi viejo colegio. Nostalgia, supongo. Y me encontré con que ya no existía. Vi a una mujer mayor saliendo de un portal cercano y me acerqué a preguntarle si ella recordaba el colegio que había allí. Y me contó toda la historia en catalán, a pesar de que le hice tres preguntas en castellano. Me dio el mismo apuro que a Berta Marsé decirle que yo no soy catalanoparlante.

Manuela dijo...

yo vivo en Cataluña hace ya bastantes años y nunca he vivido nada parecido, mis conversaciones con amigos catalanes discurren en ambos idiomas -conmigo en castellano- con total cordialidad, pero bueno me he visto en más de una conversación absurda con radicales, la última que recuerdo con una neoyorquina que defendía a capa y espada el catalán como lengua a punto de extinguirse prácticamente... creo Juan que Berta Marsé habla el catalán perfectamente, y no digamos su hijo que está escolarizado en Barcelona -lo raro es que sepa hablar el castellano- pero simplemente estaban hablando en uno de los dos idiomas oficiales de la comunidad y vaya pensaron que podrían entenderse... la vieja era una maleducada, estoy con Enric, y me alegra estar de acuerdo en esto con un independentista radical como te has descrito, porque eso prueba que podemos entendernos si nos toleramos y nos respetamos, como tú dices...

Carlos dijo...

A mi, personalmente, me parece una discusión bastante estupida. Manipulada por unos cuantos politicos que prefieren que nos preocupemos por eso que por problemas reales. Ademas maleducado/as, gilipollas e impertinentes los hay en todos sitios y culturas. Y por otro lado el Latín desaparecio y no paso nada y puestos a defender un idioma debil podrian defender el ARANES (ahh!!! muchos de los que defienden a capa y espada el catalan niegan la condicion de idioma del Aranés) pero a pesar de yo no haber tenido nunca ningún problema, admito que hay mucho anormal con el idioma. p. ej. la obligación de rotular "como minimo" en catalan (o en cualquier otro idioma) me parece una medida que no roza, que se asienta perfectamente en el fascismo, que es donde van a morir todos los nacionalismos.

Lola dijo...

Manuela, llevo desde los 20 años yendo a Barcelona que es una ciudad que me encanta y nunca me ha pasado nada se esto. Antes, la gente de allí en cuanto les hablabas en castellano tenían la delicadeza de contestarte en castellano también. Ahora hace tiempo que no voy y con el politiqueo han cambiado muchas cosas.
De todas maneras la señora del cine es una maleducada.
Un beso Lola

Anónimo dijo...

Bueno, anecdotas a parte, y aunque es un tema que ya sencillamente aburre a quienes nos consideramos simples ciudadanos estemos donde estemos, y en mi caso con un nulo sentimiento nacionalista, ni catalán, ni español ni similar, si que hay algo que observo algo alucinada. Siendo de fuera de Catalunya llevo más de 15 años aqui y he tenido dos hijos catalanes a todos los efectos. Eso supuso que me relacionara con niños pequeños, amigos suyos, frecuentemente, como por ejemplo cuando venían a casa. Más pequeños era frecuente que, cuando les decía alguna cosa, pusiera cara de poker, ... hasta que descubí que directamente no me entenderían porque les hablaba en castellano, por lo que me esforzaba en sacar mi pobre catalán. Ahora que ya han crecido y rondan mis hijos y sus amigos los 11 y 13 años, siguen viniendo por casa y me cuentan muchas cosas. Intentan, muy educados, hacerlo en castellano, pero pronto me apresuro a decirles que me lo cuenten en catalán ya que veo lo dificilmente que se manejan en castellano.
Este verano, en un pueblo de Huesca con mucho turista vasco, fui a una libreria a comprar unos regalos. Delante mia había una familia vasca. La dependienta encantadora les preguntaba que tipo de libro querían comprar a los niños, y estos con cara de no entender para, no pudieron contestar hasta que su madre les tradujo al eukera a lo que contestaron también en euskera. La dependienta y yo nos miramos y ni siquiera lo comentamos, pero resulta algo deprimente privar a los crios de un idioma sean por las razones que sean, que como digo, serán muy legítimas, pero que no dejan de moverse por una visión limitada a un territorio, una cultura y unas convenciones y que en mi opinión sólo sirven para entorpecer el progreso de ese mismo territorio.
Cris

juanjo dijo...

Totalmente de acuerdo con Cris......las lenguas deberian enriquecer,nunca empobrecer....y los nacionalismos del signo que sean(español,vasco o catalan) solo limitan la mente

MOHRENWITZ dijo...

Una pena la oportunidad que perdió Berta Marsé de poner a la abuela impresentable esta en su sitio. Debería haber pasado al catalán y con toda la educación del mundo haber machacado a la abuelita, por maleducada y por paleta.
Aunque sorprende enormemente que tampoco los nenes de las pataditas entendieran a la pobre Marsé...será que está funcionando lo de la inmersión en catalán y los niños ya no entienden el castellano???????
Y los hijos de Montilla en el colegio alemán, que figura el tío.

Manuela dijo...

hombre a propósito de la rotulación comercial en catalán obligatoria, para la cual la amable Agencia Catalana de Consumo ha subido las multas de 3.000 a 10.000 euros, hoy he leído algo interesante. Resulta que no te multan si lo que tienes en el rótulo es una 'marca' o un 'nombre comercial' amparados por la legislación de propiedad industrial. Esto significa que si te gastas un dinero en registrar como 'nombre comercial' tu 'joyería Núñez' pues ya no te pueden multar, jaja. Esta es la salida que han encontrado las agencias de patentes y marcas para hacer negocio a costa de la Ley. Y así están enviando las notas a sus clientes (como mi empresa) para convencernos de que registrar el nombre comercial de 'peluquería Pepe' siempre será más barato que no registrarlo y pagar la multa que te ponga la Agencia por no poner 'perruquería'. Dios aquí todo el mundo hace negocio!!!

Cris, completamente de acuerdo, si es que no se les mete en la cabeza que el español o castellano, como guste cada uno, lo hablan 400 millones de personas en el mundo, que contra los 9 millones de catalanes pues es una cifra diferencial, no? Pero yo también he discutido a veces con gente de mi empresa que se me ha quejado de que 'als nens a l'escola els hi parlan en castellá!!!', vamos hombre que no se respeta lo de las dos horas de castellano a la semana sino que algún profe se atreve a dar la clase de mates en castellano también y sobrepasan las dos horas... eso sí, que aprendan inglés es fundamental para su futuro!!! es una pena... y mi hijo ya empieza a decir 'nene vol' en vez de 'nene quiere'... pero mi hijo será bilingüe porque en su casa aprenderá castellano, qué hay de los que también aprenden en casa catalán? qué van a hacer cuando tengan que encontrar un trabajo o convencer a un cliente de Sevilla? le hablarán en inglés???

Anónimo dijo...

Ja! ojalá pudieran hacerlo en inglés...es que encima, lo más deprimente de todo es el bajísimo nivel de ingles de los colegios públicos y concertados. El otro día hablaba con una pareja genial de NY muy modernos y tan concienciados del tema catalán que llevan a su hija, de la edad del mio pequeño, al mismo colegio que yo. Pues bien, me comentaron que, después de dos años están tan alucinados y tan cansados de tener que re-educar a su hija en su idioma, el inglés de las nefastas clases de inglés que al parecer recibe, que se están planteando pasar del catalán y meterla en un colegio inglés, porque no quieren que la cría malbarate su lengua materna por ir a un colegio normal.... ben fin, me quedé alucinada.
Respecto a las rotulaciones en catalán... un detalle, ¿cuantas tiendas o negocios de nueva creación que crecen como champiñones por Barcelona están rotulados en inglés a pesar de ser más catalanes que la butifarra?... yo conozco varios. El problema aquí no es tanto el tema del catalán sino como la aversión que se siente hacia todo lo castellano .... pero no es políticamente correcto el mencionarlo.
Cris

Manuela dijo...

vuelvo a estar de acuerdo, Cris... en cuanto a los colegios, conozco ya varios intelectuales latinoamericanos que llevan a sus hijos al Liceo francés sobretodo para evitar los públicos y concertados inevitablemente en catalán... y otros que no se han venido a vivir a Barna porque no se pueden pagar el Liceo francés... en mi caso yo prefiero que mi hijo hable catalán que francés, dado que queremos vivir aquí, pero bueno no estaría mal que, de paso que vive en España, aprenda también a escribir y hablar correctamente el español... enlazando con esto parece que la Historia que aprenden en los colegios públicos y concertados es flojísima, ayer me lo contaba un inglés cuyas hijas van a un público, resulta que en su clase hay varios niños con ideas bastante nazis en cuanto a los inmigrantes y demás, pero se saben su versión de la Historia y la defienden, en cambio la hija del inglés sólo sabe la Historia que le cuentan en el cole y con eso no tiene bastante para rebatirles a los nazis que Hitler no provocó ningún holocausto...

Héroe de Leyenda dijo...

"Hey dad, Why this man can not sit with us?

Cause he,s Black, son."