my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



lunes, 18 de mayo de 2009

Cosas

Un viejo psiquiatra infantil y una adolescente que trabaja de camarera son el hilo conductor de la última peli producida por Guillermo del Toro. Alguien se acuerda de quién la firma y dirige? No, porque en todos los anuncios el reclamo es del Toro. Entre los actores están Carmelo Gómez y Lucía Jiménez. Y un montón de cosas que van cambiando de propietario, y con ellas el guión de la coproducción hispano mejicana Cosas insignificantes. Desde una flecha espolvoreada de purpurina a un papel con un teléfono escrito y el nombre de una mujer.

Por mi vida y mis manos han pasado un montón de cosas, pero entre las que conservo se encuentran algunas de las que me han servido, a mí también, de hilo conductor. Cuando no tenía más que mi aspecto y mi argumento, cada vez que cambiaba de ciudad o de domicilio, y a veces hasta de país, lo único que me hacía sentir en casa era la llegada del camión con mis muebles de Ikea, que iban rodando de un sitio a otro pero siempre se quedaban conmigo. Desde una cama de segunda mano a un armario de madera de nosequé que me costó veinticinco mil francos belgas. Y al llegar de trabajar, aunque no hubiera nadie, estaban mis cosas. Con eso bastaba algunos días.

Me aferro a mis cosas como si fueran posesiones eternas. A la hora de hacer limpieza de armario, termino por guardar toda la ropa que pensé echar de casa. Regalarla a quién? Si no sabrá apreciar lo que vale este vestido. En dinero, no es mucho, pero en recuerdos, esa chaquetilla que nos turnábamos Sandra y yo para ligar, la mini que ya no me queda pero rejuvenece el armario, los zapatos de taconazo que guardo para cuando me inviten al Festival de Cannes, el abrigo que compré usado y que me cubrió tantos domingos de enero...

Y sin embargo, no son más que cosas. Ahora lo sé. Pero han tenido que venir seres humanos a poblarme para que las cosas perdieran importancia. Las he reconvertido en cómplices de mi felicidad, y no pienso darles carpetazo sólo porque ya no las necesite a todas. Yo no soy así.

2 comentarios:

Alhy dijo...

Es curioso, porque a mi el titulo de esta peli me evoca la frustracion en estado puro. Formaba parte de mi concienzuda lista de "peliculas que quiero ver durante el Zinemaldi" y que, a pesar de haber hecho una cola bajo un sol de justicia, me negó, descaradamente, una taquillera chaquetera.
Lo malo de las pelis pequeñas del festi, es que no sabes si se van a estrenar a nivel nacional, y perderte una, puede suponer no verla nunca. Que alegria que haya ocurrido por fin. Ahora me quitaré la espinita :)
Podría hablarte de mis cosas insignificantes, aunque confieso que me cuesta tanto tirarlas, que casi se podria decir que padezco sindrome de diogenes borderline.

Un saludo que se enrolla persianilmente ***

Manuela dijo...

pues vete a verla Alhy, a mí me gustó... es un poco rollo Babel pero sin acción y sin glamour... la historia de Natalia Jiménez y Carmelo Gómez es mi favorita en la peli