my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



viernes, 16 de enero de 2009

Daniela la estriper

Daniela es estriper, tiene 36 años y es valenciana. Al menos esos son los datos que circulan hoy por internet a todo trapo, desde que se ha sabido que esta valenciana hizo las delicias del personal de la cárcel de Picassent el pasado 2 de enero.

No está claro quién la contrató. No se sabe si cobró por ello, en un espectáculo que al parecer es tradicionalmente gratuito. Incluso las noticias sobre quién asistió al espectáculo son contradictorias. Hay quien habla de presos y hay quien habla de presos y presas. También escuché decir que hubo funcionarias de prisiones que se salieron de la sala abochornadas ante el cariz que estaban tomando las cosas, y otros artículos que dicen que allí sólo había vigilantes del sexo masculino. Como siempre, en internet cualquiera puede decir lo que se le antoja. Hasta una servidora.

Pero lo que sí parece que está claro es que una estriper estuvo en esa cárcel para celebrar con ellos la entrada del Año Nuevo. Que el número de presos que asistió al espectáculo rondaba los trescientos. Que algunos de esos presos lo eran por delitos contra la libertad sexual e incluso maltratadores. Que ella se quitó toda la ropa y se embadurnó de leche condensada, pasando rasito rasito de sus espectadores para que pudieran olerla y comérsela viva.

Y bien. No hubo altercados. Nadie disparó la pistola. Los presos se limitaron a mirar y cantar. Y los calentones, si los hubo, se los guardaron para ellos.

Ya podían tomar ejemplo algunos niñatos de despedida de soltero, que más de una estriper ha tenido que salir por piernas sin terminar el espectáculo para que no se la merendaran.

Por lo que a mí respecta, todavía no he asistido a un espectáculo de boys, pero sí me he llevado un boy a casa. Toma ya. Aunque no era para mí.

Mientras todo esto sucede, Daniela ha subido su caché y está recibiendo megaofertas para sus siguientes numeritos. Ella sí que ha tenido una buena entrada de año!

8 comentarios:

MOHRENWITZ dijo...

Ya te digo; gimnasio, cine, teatro, Sabina en directo y ahora hasta Daniela despelotándose. Una maravilla esto de la reinserción. O sea, que el figura de turno da un palo en una farmacia, o viola a una chica porque es un enfermo, o decide matar a la parienta con el martillo que compraron juntos en leroymerlin...pero cuando llega a la trena resulta que hasta puede estudiar una carrera o inseminarse con cuarentaytantos si es fémina y lucha por su pueblo oprimido.

Y Daniela haciendo caja y en dos días entrevistada por Cantizano. Lo dicho, una maravilla.

anouk dijo...

Y tanto que Daniela está haciendo caja....no hay más que leer los periódicos y la tele.Pero bueno..es una forma más de ganarse la vida .La actuación de Daniela no deja de ser una anécdota, el que los presos reciban su espectáculo boquiabiertos no deja de ser una anécdota más.Pero ¿pensamos que al espectáculo acudieron presos por delitos sexuales , agresiones físicas? Le preguntamos a los padres de M.Luz ???A ver que opinan......

Anónimo dijo...

No olvidemos que los presos un día tendrán que salir de ahí y volver a la sociedad, volver a cruzarse contigo, y para entonces mejor que hayan soltado su rabia y crean que la sociedad les ha dado una oportunidad, y no sólo palos y nos odien más a todos, porque la cadena perpetua no existe aquí, así que si además de estar encerrados, dormir en una celda con barrotes, no ver a nadie de los suyos, paralizar su vida detrás de esos muros, han podido hacer algo de deporte para desfogarse o ver un espectáculo, pues mejor ese desfogue que pegarle una paliza al compañero o meterse un chute de heroína, digo yo. Y si además aprenden algún oficio mejor todavía. Yo creo que hay que ocuparles el tiempo cuanto más mejor, porque trescientos tíos o tías ociosos y sin nada qué hacer... o nos vamos a las cárceles norteamericanas, en que las parturientas dan a luz atadas de pies y manos en algunos casos? Ojalá no nos toque vernos en esa tesitura...

Manu

MOHRENWITZ dijo...

Siniténdolo en el alma, la gran mayoría de la población carcelaria, bonito eufemismo, no aprovecha para bien de la sociedad su obligada estancia entre rejas. Creo más bien, que la rabia si existe cuando entran, se multiplica durante su condena; vean pelis, vayan al psicólogo o les deleiten con un despelote.
¿Cómo se recupera o reinserta a un atracador reincidente, o a un asesino de 18 añitos? Es complicado, pero no menos que a un violador en serie o a un terrorista convencido de su causa. Por lo tanto de pedófilos y proxenetas despiadados ni hablamos.

Pues si, tristemente, esa es la población carceleraria que no ve a los suyos, que vive trás los muros y que no disfruta de la libertad. Por lo tanto y hasta que se demuestre lo contrario deberíamos intentar que los centros penitenciarios, bonito eufemismo también, no se asemejaran tanto a Marina d`or.

anouk dijo...

como dije , el streptease de Daniela no deja de ser una mera anecdota dentro de la estancia carcelaria de un tipo en la prisión.A este tipo se la habrá olvidado en dos días y Daniela se forra yendo a cadenas de tv....pero el tema que nos ocupa ahora es bastante más serio que unos pechos operados y unos contoneos.
Hay presos que no deberian de reinsertarse , porque se ha demostrado que son reincidentes , y son aquellos encerrados por delitos sexuales...Nos echamos las manos a la cabeza cuando oimos noticias sobre asesinatos de menores y luego..oh!!!sorpresa !!! el tipo había estaba encarcelado por abusar de la hijita de su pareja....en fin , el tema de la reinserción es bonito , es dar una segunda oportunidad, es favorecer una nueva vida...pero hay tiparracos (por calificarlos de alguna manera) que no la merecen .

Anónimo dijo...

si olvidamos la posible reinserción de los presos es que hemos dejado de creer en el ser humano, y eso es muy triste, no? además de poco práctico, porque lamentablemente para los que estamos fuera los que están dentro algún día tendrán que salir, es así, aquí no hay ni pena de muerte ni cadena perpetua, es la base de nuestro sistema penitenciario y constitucional, creemos en las personas, y si hay pruebas de reincidencia puede haber medidas que ya se están tomando por los Tribunales en algunos casos, vale que no en todos, pero hay seguimientos y controles que se pueden hacer a los pedófilos de por vida, por ejemplo, o medidas para violadores que tengan una patología quizá permanente... pero todo esto tiene que ser excepcional, caso por caso, porque la medida general tiene que ser la posible reinserción, y para eso cuanta menos rabia almacenen mejor para todos... alguien a quien le maltratan y le torturan en la cárcel, cómo será cuando salga? pues peor de lo que entró, vamos que de Guantánamo el que no era terrorista saldrá terrorista, y yo misma lo sería, si me meten por error en Guantánamo y sin juicio ni abogado ni explicación alguna, como si estuviera en una novela de Kafka, me tienen atado y amarrado durante varios años, y luego un día me sueltan sin otra explicación. Es que es El proceso de Kafka, igualito pero con torturas. Y cómo saldré? Pues con tanto odio almacenado que no me quepa dentro, tendré que esparcirlo entre los demás.
Así que me parece más inteligente tratar bien a la gente que tratarla mal.
Manu

anouk dijo...

claro que el trato que se da a los presos en Guantánamo es absolutamente infrahumano, claro que hay que dar una segunda oportunidad, claro que en la cárcel y seguro que en Picasent( que es a partir de la cual hemos empezado este debate) hay muchos presos comunes, pobres diablos muchas veces cabezas de turco de organizaciones más fuertes y poderosas (vease tráfico de drogas) , claro que hay que pensar en la reinserción.Pero si la reinserción de un preso pasa porque se ponga en peligro la vida de la gente normal, de a pie, desde mi poco constitucional opinión , digo no,hasta que no cumpla hast el último segundo de su condena y un equipo de psicólogoso psiquiatras o quien corresponda certifiquen que ya no lo hará mas´.. Y concretamente pienso en los delitos sexuales, en violencia de genero , cuantas mujeres han muerto a manos de sus compañeros que disfrutaban de un fin de semana de permiso por buen comportamento, más de una niña ha sido violada y asesinada por un preso a quien se le disminuyó su pena y salió antes de lo previsto. Hay miles de casos todos los días y hasta éstos presos son despreciados por sus compañeros en la cárcel.Podemos creer en ellos mientras no pongamos en peligro la vida de ningún ,o más aplicable en este caso, ninguna españolita de a pié, donde muchas veces el único "pecado" es ser joven y guapa (como una de las últimas victimas de un tipo al que se le ocurrió matarla porque sería suya o de nadie).En las fotos de su entierro su madre ya no es persona, probablemente no vuelva a serlo nunca más ¿a esta señora le podemos hablar de reinserción del asesino de su hija???¿le podemos hablar de derechos humanos?

Anónimo dijo...

pues es duro, pero le podemos y le debemos hablar de los derechos humanos, porque sino qué hacemos, matarnos entre todos? obviamente no se puede legislar a golpe de latido del corazón y la persona que acaba de sufrir un varapalo no es la más indicada para buscar la objetividad, ni se le pide tampoco, lo que se les pide es a los legisladores y a los jueces que promulguen leyes y las hagan cumplir, respectivamente, con la mayor objetividad posible, sin pasar por las emociones que te atacan personalmente porque con el corazón caliente a nadie se le puede exigir que piense...
Manu