my time is now (Nike)

PASA PASA ESTÁS EN TU CASA

COMO EN TU CASA



miércoles, 18 de marzo de 2009

Madre sólo hay una?

Gina Serra es un transexual, o debo decir una transexual? que se declara lesbiana, junto con su pareja, después de varias intervenciones en Tailandia para cambiar su sexo y después de haber obtenido un DNI acorde con su identidad sexual psíquica, y quizá ahora también física, no me queda claro. Gina consiguió una indemnización por mobbing en 2007, y ahora trabaja cómodamente en otro centro, según explicaba ayer en Onda Rambla. Pero le da miedo la noche, que es cuando corre el alcohol y los más cobardes se atreven a llamarla trabelo y cosas peores. Lo que peor le ha quedado es la voz, según comenta, porque es lo más difícil de transformar de grave a suave.

Dos valencianos José y Juan, nombres ficticios pero caso real, volaron a USA para contratar una madre de alquiler que les consiguiera el retoño que ansiaban tener como hijo. Le adoptaron, la madre se esfumó del panorama y ellos lo han traído aquí para inscribirle como hijo con dos padres y sin madre. Y lo han conseguido. Otro tanto consiguió antes Tita Cervera por el mismo método, la madre o vientre de alquiler, también en USA. Y al igual que los valencianos no tenían óvulos, los de Tita muy probablemente tampoco sirvieron de nada.

LA Fertility es un instituto made in USA que te consigue, por un módico precio que pueden ser 14.000 euros, poder elegir el sexo de tu bebé, gastos del viaje incluidos. Por poder, te pueden conseguir también que tenga los ojos azules y el pelo más rubio que Madonna, pero esta oferta la han borrado de la publicidad porque es una opción todavía muy polémica.

Si quieres un poquito más de riesgo, en Dinamarca Cyros International te da un book de modelos para elegir el semen del posible padre de tu hijo. Tienen mulatos de ojos verdes y fotos de cuando era pequeño, para que te hagas una idea. Claro que aquí interviene más el azar, porque no se trata de selección genética sino de combinación de genes.

En España ninguna de todas estas elecciones es posible. Ni los vientres de alquiler, ni la elección del donante de gametos (óvulos o esperma) ni la selección de sexo o rasgos genéticos del feto por parte del solicitante. Solamente de adulta, como Gina, puedes elegir cambiar tu sexo de forma legal en nuestro país.

Y sin embargo, todas esas opciones ya existen por ahí y hay quien las compra y las obtiene. Así que mi hijo crecerá en un mundo donde, muy presumiblemente, habrá niños que no tengan ninguna madre pero sí dos padres, o al revés, dos madres y ningún progenitor varón. También conocerá personas cuyo sexo habrá cambiado, y con el su DNI, a lo largo del tiempo. Y hasta puede que cuando sea mayor le dé por elegir libremente los rasgos de su bebé, mi nieto, a la carta y con un book de posibilidades.

Quién dijo que madre sólo hay una?

8 comentarios:

Roger Rabbit dijo...

Hola!

Yo creo que la mejor noticia respecto a la alteración genética es poder eliminar altos riesgos de enfermedades graves que tienen origen genético con antelación. Como el hecho de que pueda escogerse un embrión entre un grupo de ellos (con gran probabilidad sólo sobrevivirá uno) para sanar a un hermano enfermo.

Esta parte es para mí el paso importante en la ciencia.

En lo referente al color de la piel, ojos, etcétera creo que se acabará aceptando en algunos lugares, pero tendrá poco recorrido. Me explico.

Imagínate que me hace mucha ilusión que mi hija sea una mulata de ojos verdes. Yo soy lo que se llamaría por ahí caucásico, como mi esposa. Y con dieciocho años mi hija me pregunta: "Papá, ¿y a tí quién te dijo que me pusieras la piel y los ojos así, si la que los tiene que llevar soy yo?".

Y tendría toda la razón del mundo, porque a lo mejor le apetece ser rubia de ojos azules o morena de ojos negros.

Lo que quiero decir es que no hablamos de una Barbie, sino de una persona que va a mirarse todos los días al espejo y lo que va a ver no será más que un capricho de sus padres. Por eso creo que la gente acabará por no hacerlo.

Al menos, cuando no has elegido y las cosas salen como vienen, nadie puede recriminarte nada.

Saludos.
Rog

Manuela dijo...

hola Roger, pues sí, hay una tendencia social -creo- a controlarlo todo, incluso la genética, no dejar nada al azar, con lo bueno que es empezar el día y no saber cómo te va a ir... de todos modos, estas técnicas las suelen utilizar los que sí tienen que decidir porque tienen que recurrir a la fecundación con gametos de donante... y ahí, si te dan a elegir entre un donante guapísimo y otro feíto, qué?

Irene dijo...

Lo de las identidades sexuales es un lío que no me aclaro. El otro día me estuvo comentando un amigo que trabaja en un instituto de fertilidad muy conocido, que normalmente antes de hacerse un cambio de sexo los hombres congelan esperma para en un futuro poder utilizarlo. Acudió un hombre con su pareja y la sorpresa era que la pareja era mujer. O sea que es hombre que se siente mujer, pero que le gustan las mujeres, y su pareja es mujer que le gustan las mujeres pero ha conocido a un hombre... uf! que lio... A mí cada uno que haga lo que le de la gana con su cuerpo, pero reconozcamos que complicado es un rato...
Sobre los niños a la carta, oí por la radio que hoy por hoy lo que se pretende es que familias que arrastran enfermedades congénitas en sus miembros puedan tener niños sanos que no desarrollen esta enfermedad, o como dice Rogger tener un niño sano que salve a un hermano. Sólo se puede hacer cuando dichas enfermedades dependen de un sólo gen, cuando intervienen más genes hoy por hoy no se puede hacer. Todo esto me parece un avance increible de la ciencia, pero elegir sexo, pelo, ojos, altura, inteligencia... parece una aberración, que pasará con los feos, gordos, bajos... siempre se puede pasar por cirugía y todos guapos estilo Barbie y Ken.......

Anónimo dijo...

Si, porque además de lo que nadie parece preocuparse es que no se puede elgir el caracter... quizás tendrás una niña rubia alta y preciosa pero vete a saber si sus circunstancias vitales, su temperamento y el entorno la convierten en un ser insoportable, o acomplejado o sumamente infeliz. Pensar que se puede determinar a la carta un ideal sigue siendo tan quimérico... pero desde luego es un gran avance el poder invertir las investigaciones en este campo para poder evitar enfermedades y sufrimiento que de otra manera se dejarían al azar.
Cris

Manuela dijo...

pues yo estoy convencida de que poco a poco irán introduciendo posibilidades y sin que nos demos cuenta estaremos eligiendo el color de sus ojos... han empezado por el sexo, que ya se puede elegir en algunos países por lo visto, y avanzarán lenta y discretamente en la selección genética, y lo que ahora nos parece una aberración quizá a nuestros hijos les parezca normal, porque si miramos unos veinte años atrás solamente, lo de ahora es ciencia ficción... lo del carácter me gusta, seguro que también consiguen modificar partes del cerebro que influyan en el carácter violento o no de una persona... porque por ejemplo un señor con mucha tendencia a la violencia o al alcoholismo, pongamoos por caso, que quiere tener un hijo y eliminar esas tendencias de sus genes, y si se pudiera?

Anónimo dijo...

Si, pero recuerda que cuando clonaron a Dolly eran totalmente diferentes en muchos aspectos... yo creo que la genética no marca todo, solo el chasis, y que, aun suponiendo que ese chasis sea tan estupendo como para andar por la vida con un grado de ventaja, al final la realidad es tozuda y son mas los imponderables que las certezas.
Cris

Roger Rabbit dijo...

Y ahora unas preguntas para nota, a verrr...

a) Si todos seremos guapos, de ojos azules, atléticos, con pechos turgentes y desafiantes, con... bueno en fin, con todo eso. ¿Cómo sabremos que somos guapos?. ¿No hacen falta feos para poder darse cuenta?.

b) Si todos somos pacíficos, buenas personas, colaboradores altruistas, en fin, todo eso (blancas almas, ¿recuerdas manuela?, jejeje), cuando hablemos de otro ¿podremos decir "oye, qué buena gente es este tío"?. Al fin y al cabo todos nos comportaremos igual.

c) Si no nos ponemos malitos ¿se perderá la noción de salud?

En fin, que me parece tremendamente aburrido (y orwelliano). Nadie se compraría un Mac :DD

Hay un dicho que me gusta mucho, y quiero compartir con vosotros: "Las chicas buenas van al cielo, las malas van a todas partes".

Pues eso, que tendrá que haber de las dos.

Saludooossss.
Rog

Manuela dijo...

diversidad, azar, ambigüedad, zonas grises, incertidumbre... sin todo eso nos íbamos a aburrir un montón...